ÁTOMOS

Carlos Arturo García

2×1024 átomos salen a caminar un domingo. Tres mil millones de años de evolución les han enseñado a juntarse en danzas asombrosas. Forman proteínas que forman células que forman tejidos que forman a un muchacho caminando por la calle. Una muchacha ha decidido empezar a leer un libro. De los ciento treinta millones de libros publicados por la humanidad, ha elegido uno de los libros favoritos del muchacho caminante. Sale temprano hacia uno de los mil treinta y siete parques de su ciudad. Una paloma salta asustada por culpa de un gato juguetón, en una calle que queda a la izquierda de la dirección que sigue el muchacho que camina. La visión periférica del muchacho percibe el estímulo y lo envía al cerebro en donde es procesado en forma inconsciente. El muchacho decide tomar la calle de la izquierda y no sabe por qué. La muchacha había pensado en sentarse en una banca en el extremo norte del parque que está ocupada por una pareja de abuelitos así que se sienta en otra un poco más al sur, junto a un pequeño árbol que proporciona un poco de sombra. Abre el libro y empieza a leer. La calle que ha tomado el muchacho desemboca en el parque.

La segunda ley de la termodinámica hace que el proceso de conversión de energía química en energía cinética que realizan las células musculares estriadas del muchacho sea poco eficiente y genere una gran cantidad de calor en su caminata. El muchacho se detiene a la sombra de un pequeño árbol en el parque. Un conjunto de palabras es relacionada con un conjunto de referentes culturales que despiertan referentes psicológicos que disparan un torrente de neurotransmisores que inundan de endorfinas las hendiduras sinápticas de las neuronas de la muchacha. La descarga bioquímica genera un estallido de risa que hace vibrar el aire y llega hasta el tímpano del muchacho que voltea a ver a la muchacha. La mira, mira el libro y sufre una descarga de noradrenalina. La muchacha mira al muchacho que la mira a ella y al libro. Sus miradas se cruzan y la feniletilamina empieza a catalizar en los dos una serie de complejas reacciones que causan efectos preocupantes en su organismo. La presión sistólica se dispara, las pulsaciones cardíacas superan los ciento treinta latidos por minutos, el cuerpo libera grasas y azúcares para aumentar la capacidad muscular como si se sintiera amenazado. De entre las casi 8.000.000! (Factorial-!: Es un número demasiado grande para ser escrito incluso en notación científica) posibles permutaciones de personas en la ciudad ha ocurrido la única que les importa a ellos.Un conjunto de átomos se ha encontrado con otro conjunto de átomos, pero sospecho que ahora bailan con más alegría.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando...

1 comentario en «Átomos»

  1. La atracción, la química y la causalidad tienen una explicación. En este pequeño texto podemos darnos cuenta de ello.
    ¡Felicitaciones, Carlos! Disfruté leerte.

Responder a YEDENIRA CID Cancelar respuesta