EL PERFUME DE LA NIEVE

Andrea Barrios

 

El Perfume de la nieve

Desde lejos siento

el perfume de la nieve

en tu corazón helado.

Si tocarlo pudiera

con mis manos calientes,

derretiría la espuma de hielo

para transformarla en cristal líquido.

Caminaría por esa tierra mojada,

de la cual subiría un nuevo olor a vida

y en la cual dejaría la huella de mis manos.

En ellas sembraría el futuro

para que cuando me acercara a ti

sintiera en tu pecho

el perfume de las rosas.


 

O perfume da neve

De longe sinto

o  perfume da neve

em teu coração gelado.

Se tocá-lo pudesse

com minhas mãos quentes,

derreteria a espuma de gelo

para transformá-la em cristal líquido.

Caminharia por essa terra molhada,

da qual subiria um novo cheiro de vida

e na qual deixaria a marca das minhas mãos.

Nelas semearia o futuro

para que quando me aproximasse de ti

sentisse em teu peito

o perfume das rosas.

 

 

Soy poema

Abre el libro,

atrápame en tu voz,

desnuda mi palabra,

siente mis versos.

Soy poema,

un latido del alma,

un yo lírico en llanto

buscando un lector.


 

Sou poema

Abre o livro,

Pega-me em tua voz,

Despe minha palavra,

Sente meus versos.

Sou poema,

Um latejar da alma,

Um eu lírico em pranto

Buscando um leitor.

 

 

Remington

¿Por qué me miras así, Remington?

Tu mirada me hace temblar.

¿Por qué te ríes en silencio?

¿Te burlas?

No me amenaces con tus teclas estáticas

¡No me pongas en duda!

¡Y tampoco dudes!

Jamás te abandonaré,

Remington.

Nuestro amor es eterno.

Necesito tiempo.

Necesito ideas.

Ya te tomaré en mis manos,

te pondré de nuevo sobre la mesa

la hoja en blanco acariciará

tus entrañas,

Y yo…

Bien…

Pues yo te haré sonar

y escribiré este poema.


 

Remington

 

Por que me olhas assim Remington?

Teu olhar me faz tremer.

Por que ris em silêncio?

Debochas?

No me ameaces com tuas teclas estáticas.

No me deixes na dúvida!

E também não duvides!

Jamais te abandonarei,

Remington.

Nosso amor é eterno.

Preciso de tempo.

Preciso de ideias.

Logo te tomarei em minhas mãos,

Colocar-te-ei de novo sobre a mesa

A folha em branco acariciará

Tuas entranhas,

E eu…

Bem…

Pois eu te farei soar

E escreverei este poema.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

8 comentarios en «El perfume de la nieve»

  1. Excelentes poemas, Andreita. Especialmente me gustó «El perfume de la nieve» porque generalmente, en las producciones creativas predomina el «sentido de la vista» y en el poema lograste enfocarte en el olfato y eso hace que me pregunte: ¿A qué huele la nieve? ¿A desamor? ¿O es el desamor el que huele a nieve? En ese orden de ideas, ¿entones el amor huele a primavera? En fin, encontré muchos disparadores en tus poemas. Felicitaciones.

    1. Gracias, Taty. La verdad, es una buena pregunta. Depende de cada uno a qué huele la nieve. Para mí, huele a distancia, a lo dormido, lo escondido, a la vida que late bajo la esa capa blanca. Intolerable acariciarla mucho rato, así como puede resultar intolerable tocar un corazón helado. Creo que tenés razón, el amor huele a primavera. Gracias por tu reflexión, Taty. Me encantó. Es poesía también

Responder a YEDENIRA CID Cancelar respuesta