TRISTEZA BENDITA

Manuel Díaz Polo

 

Velón

Velón siempre admiro al sol.

A pesar de estar tan lejos, su brillo era abundante y envidiable,

La luz incandescente todas las mañanas era destacable,

Un glamour inimaginable, tanto que al mirarlo fijamente nos da ceguera,

Velón se ciega por esa belleza de telenovela.

Era muy feliz, el sol inspiraba su existencia.

Pero no todo era felicidad;

Había noches abundantes de oscuridad, y su deber era la iluminación

Velón siempre pensó que el sol era el fuego de su corazón.

Consciente que el tiempo que se encendía y creía que igualaba al sol,

Su vida disminuía y el agüita caía sin control.

El sol en la noche era ausente. Velón sin reproches esperaba paciente

Con la tristeza que lo invadía, algunas noches se encendía

Las gotas desde la cima…Y todo su cuerpo disminuía

Velón no lo entendía:

¿Por qué la luminiscencia era efímera?

¿Por qué su mortalidad de tristeza era simbólica?

No hay respuesta lógica, termina su ilusión

Se acaba su llama y se apaga su corazón.

Saca la conclusión:

¡La vida es permanente, no la desperdicien queriendo ser algo que no son!

 

 

Velas

Velas aromáticas, Velas decorativas, Velas náuticas y velón.

Mientras unas brillan con valor, otras navegan con determinación.

Cada una cumple su propia misión y eso es sensacional,

Porque las velas brillan a su estilo personal.

Pero, para iluminar el mundo no basta con ser genial,

Una gota de humildad y habrá paz a nivel mundial.

Solo es ponerse diagonal, y así compartir la llama;

mientras el brillo se emana; cada vela busca su propia iluminación,

El que más brilla NO es el mejor panorama,

El mejor es el iluminado de mente y fortalecido de corazón.

 

 

Rostro personal

Apenas te vi ayer y ya olvidé tu rostro,

Intento, pero no logro imaginarte,

Algunos te ven como monstruo,

Otros te ven como arte,

Unos quieren cambiarte,

Otros disfrutan apreciarte.

“Déjame contarte que eres lo más bello que he podido mirar”

Y yo que pensaba que ese destello no volvería a brillar,

La iluminación fue inefable, y el verte fue inexplicable,

Fue bonito y satisfactorio, un ser divino tan notorio.

Es sorprendente y poco obvio,

El hecho de que sea un espejo,

Ilustrando tu belleza de reflejo.

 

 

Relatividad

El tiempo es complicado.

Pensar en dos segundos y quedarse sin opción.

Por culpa de la indecisión “dijeron que el tiempo alcanzaría”

Un cuarto de hora de hora, quién lo diría, y así poco a poco termina el día.

El tiempo tiene en cuenta nuestra emoción,

Reaccionamos al tiempo igual que a la situación.

Sin importar el tiempo, estar feliz es una necesidad

Se reduce al intento de disfrutar el momento y su velocidad,

No hay mejor invento que el sentimiento de la felicidad;

Esto se resume a que estar feliz es una necesidad.

 

 

Mujeres


Imaginemos que su belleza es una ilusión,

y marquemos el valor de su corazón.

Esas que nos encantan.

Esas que están llenas de hazañas.

Esas… las que se cambian de pestañas.

Curvadas como montaña.

Dulces como caña.

El hombre cae como mosca en telaraña.

La ventana del alma se empaña,

El resplandor de su belleza la vista nos daña.

 

Hay un tiempo en donde lo que nos toca ver es su rechazo,

Tiempo en donde abunda el machismo,

Donde se veía gay dar un abrazo.

Las apartaron como semillas,

Brotaron dando el mejor fruto,

Se superaron, con lágrimas en el camino, pero lo lograron

Con sus frutos, el mundo lo dominaron.

Les dijeron locas por alzar pesas, pero:

¡ser fuerte en un mundo de hombres es ser mujer!

 

Mujeres fuertes que todo lo pueden.

Lograron ser: Maestras, doctoras,

ingenieras, contadoras y mucho más.

Tienen el don de la vida,

No se rinden jamás,

Ultimo esfuerzo;

¡Y logran convertirse en mamás!

 

 

Mujeres perfectas

 

Contigo a mi lado sería muy feliz

Que eres bella la gente comenta

Mejor no me como la lombriz

Te imagino y mi mente revienta

Así como revienta calentar el maíz

No te conozco y mi mente te inventa

Si no te encuentro me cambio de país

Mejor el que no logra al que no intenta

Y no es perdida si se intenta ser feliz.

 

Lo mejor es perderme buscándote

Deseo perderme besándote

Quizá y la perdición es la meta

Imagino tu cintura perfecta

“para la felicidad no hay receta”

¡solo tu sonrisa coqueta!

Llego a ti y vuelo como cometa

Me elevo al cielo con la meta completa

Pero quizá me quedo en el intento

Porque a las malas cometas se las lleva el viento…

 

 

Tristeza bendita

No todo en la vida es felicidad, también se vive la tristeza

Algunos lloran sin necesidad, otros levantan la cabeza.

La vida es un laberinto, cada camino es un final distinto…

Tristeza bendita, dolores de cabeza mientras el corazón palpita

Deseando destreza y una vida bonita.

Pero no; es lo que hay en tu triste cajita.

Un laberinto sin salida; donde se perjudica la salud y la vida,

Oscuro, solo y con una sonrisa de mentira.

La soledad te exige que la saludes, te obliga a que el resto ignores,

Que tu cajita de soledad, solo decores.

Pero que no se note, porque te presionan como llores

Sientes un fuerte vacío, y no puedes imaginarlo,

No te sirve pensarlo porque no sabes cómo llenarlo.

Es una vida triste, parece permanente,

Donde la aflicción es frecuente,

Donde tus acciones son reacciones de tu mente,

Pero tu corazón no deja que te concentres,

Y así te quedarás hasta que la tristeza se reviente…

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 4,77 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «Tristeza bendita»

Déjanos tu comentario