LO TUYO Y LO MÍO

Leonardo Petro

 

PALABRAS PERDIDAS

 Nada importa cuando se está solo

deseos

vivir lo no vivido

reencuentro con lo perdido

sonrisas agotadas por el pasar del tiempo

la música es triste

los amigos murieron

algunos conocidos quedan

pero se han marchado

miradas escondidas y

dudas atrasadas

solo hay besos perdidos

caricias rescatadas

recuerdos colgados en hilos desgastados

ternura

cicatrices mal sanadas

sombra de tierras lejanas

espejismos

imágenes reflejadas en su mundo

muro de cabaña de ermitaño

su vida se deshace con los días

espuma en el vacío que vuela

sin ruido

como esperanza en la nada

sueños que se desgajan

se deshojan

esperanza muerta

sueños que se evaporan para dar vida

a otros solitarios niños

así las palabras prohibidas entran

en espacios compartidos

como sorpresas esperadas

en el sepulcro del alma que mira hacia la noche

hacia puntos culminantes

raudales inacabados de tormentas inesperadas

solo son besos perdidos

caricias rescatadas

la vida que está huyendo con la muerte

aferrada de la mano

la sangre no le pertenece

lágrimas que salen en ausencia de palabras

pidiendo misericordia de un beso

de una caricia

de un apretón de manos

nosotros nos quedamos con tu imagen

sepultada allá donde no mueren los sueños

lo más doloroso es que está intacta

es decir, con todos tus recuerdos.

 

 

NÁUFRAGOS

Vago sin norte

devorando el tiempo

el mar que nos separa

las horas

hay una fisura entre sus labios y mi piel

fiesta de cascabel y pechos sueltos

el viento enciende

un apetito fugitivo y sucesivo

está repartida sucesiva y vertiginosa

como un continente feroz

viento y aguacero.

Su rostro

espada fresca que alivia mi locura

atravieso ese universal espacio

su pecho invencible

retador

bajo mis manos empieza la belleza

lienzo virgen sobre el cual dibujo

es furiosamente libre

libremente bella

mi rostro y el silencio sordo

únicos testigos de su elemental desnudez

el fuego nos atrapa

los latidos

descubre su existencia

es de arena

descubre que allí

se origina el realismo

donde se marcha y retorna sin tregua

la juventud

levanta el rostro

pronuncia mi nombre

entre agonía e inocencia

y más allá donde llega el insomnio

está ella desnuda y viva.

 

 

HABITACIONES SOLAS

Los días en que no contestas

me duele más

piedra suelta

siento un rencor trasnochado

deseo despilfarrar mis espinas

ceñirme a golpe de pared

borrar cada letra

vomitar palabras

veneno

matarte a olvido

perpetuarte en mis escritos

sabiendo que la tinta

que el silencio duele

que las paredes hablan

cuando no tienes duelen

las habitaciones solas.

 

 

DOLOR CON NOMBRE PROPIO

Si un día decides abrazar mi rebeldía

entre tus manos, odiarme

vuelve corazón herido

perdóname

cuando enciendas la luz

lo que descubras en mis ojos

dolor que emana de tu esencia

tu nombre

no cuentes a nadie

me preparo para caer

es mi culpa, no soy bueno

no suspires

lo que yo significo para ti… No. No lo digas

no hay luz en el rincón

ni un susurro en el pecho

no hay nada, ni siquiera el vacío

recuérdame entonces por última vez

deséchame de ti

escudríñame en el horizonte

como si supieras el secreto

es triste partir con el corazón en flecos.

 

 

SIN EXCUSAS PARA LO IMPOSIBLE

 Llegaste a mí a la hora adecuada

sin excusas para lo imposible

querías compartir conmigo tu inocencia y

perder el miedo

aprendimos a conjugar verbos

en varios tiempos

ilustramos los viajes de Marco Polo y

el Cantar de Roldán

te alegrabas al verme en tus competencias

donde destrozabas todo lo que no fueras tú

ese día me despertaste luego del rostro

de Don Quijote y de su extraña locura

de los versos de Benedetti y de Neruda

hablamos después

una hora después sin interrumpir los sueños

sin rumores

sin aire

sin apresurarnos

porque el día había llegado

al igual que nosotros a ese remoto lugar

que nosotros construimos. Donde todo es.

 

 

LO TUYO Y LO MÍO

La exclusividad no es un asunto de juicios

ni una enfermedad moral

es más que fidelidad y monogamia

es algo tan jodido que solo tiene que ver

con lo tuyo y lo mío

tal vez con lo tuyo que no conozco y

con lo mío que conoces

no tienen que ver tus intereses ni los míos

ni tu sexo

es incendio/fósforo/

vida/cielo/

celos

creer que permaneceremos inagotables

uno al lado del otro no es una tregua

no hay nada seguro ni promesas

lo de ahora se sostiene con vino

se olvida con hielo y agua

se incendia con una mirada

con un apretón de manos

con un beso

con un porque sí.

Lo importante entre nosotros

no son los días

Ni lo que seremos

sino el resto.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando...

5 comentarios en «Lo tuyo y lo mío»

  1. Leonardo, gracias por tu fina poesía, toda ella me gustó sobre todo la última: «Lo tuyo y lo mío».
    Sorprendida quedo al notar la escasa puntuación que utilizas.
    Felicitaciones.

    1. Yedenira, gracias por las flores, muy importante para mi tus palabras… Lo de la puntuación, en mi pre adolescencia literaria estudié entre otras cosas un autor de novelas de más de 300 páginas y no utiliza un signo de puntuación, no es imitación, sino que uno va creando su estilo de lo que uno lee y estudia,,, cómo dijo algún poeta dime que libros has leído y te diré quien eres.
      Feliz día.

  2. Leonardo, cada poema es un viaje sensorial por lo que se tiene, lo que se anhela, lo que somos y lo que queremos llegar a ser, representan esos instantes de confusión, frustración, pero sobretodo la satisfacción de sentir, de vivir plenamente explorando esos matices claro – oscuros que nos brinda la vida. Gracias por desnudar tu alma de esta forma y plasmar esa lluvia de sentimientos para transportar a los que te leen a ese espacio sideral llenó de diversidad de emociones.

  3. «LO TUYO Y LO MIO», encierra en sus letras una relación abierta donde fluye de principio a fin un vínculo muy especial donde se degusta hasta el nivel máximo las mieles de la pasión, pero desplegando las alas con libertad para probar otras flores, comprobando una vez más que lo que se tiene es sin lugar a dudas algo único, que simplemente existe esa dimensión y está alejada de las reglas convensionales donde ellos son los protagonistas brillando sin antogonistas que empañen su brillo. Muchísimas gracias Leonardo por reflejar en este poema algo tan intimo. Felicitaciones y espero tener oportunidad de continuar leyendo un poco mas de lo que transmite tu alma en cada uno de tus poemas.

Responder a M. Yedenira Cid Z. Cancelar respuesta