CREACIÓN

Ramiro de la Espriella

 

INSTANTES 

Quisiera apretujar 

Entre mis manos 

Todos los momentos felices 

Que viví a tu lado 

Sin que se escape 

Algún fragmento entre los dedos, 

Te juro que si fueran de agua 

Libaría gota a gota 

Hasta saciarme en los intentos, 

Si fueran de polvo 

Edificaría para los dos 

Un universo, 

Pero como sé, que son de instantes 

Los he coleccionado en viejos relojes 

Para esparcirlos poco a poco 

A la hora del recuerdo. 

 

 

 VOY A MORIRME UN DOMINGO 

  Voy a morirme un domingo 

cuando las señoras 

Pasen con su vestido negro y su rosario 

Camino a misa, por lo menos rezaran por mí, 

Voy a morirme un domingo 

Cuando los caballeros con sus trajes elegantes 

Se sienten a tomar cervezas 

En el bar de la esquina 

Por lo menos habrá una salud para mí, 

Voy a morirme un domingo 

Cuando los niños jueguen en el parque 

Con risas y algarabías 

Por lo menos no estorbare con mi presencia, 

Voy a morirme un domingo 

Cuando las heliconias abran sus pétalos 

Para llevarme su último aroma, 

Un domingo cuando aún duermas 

Así ya no tendrás que soñar conmigo, 

Voy a morirme un domingo 

Cuando las crisálidas abandonen la pupa 

Y se conviertan en mariposa 

Allí ira mi alma para libar las flores, 

Moriré un domingo 

Un día en que todos estén de fiesta 

Para que nadie me llore, 

Para que nadie note mi ausencia. 

 

 

LA PRINCESA Y EL SAPO 

Una princesa a un sapo beso 

Y este en príncipe no se convirtió,  

En el imaginario queda la duda 

Si el sapo no era príncipe 

O la princesa no era tal, 

Para la historia dilucidar 

La princesa tendrá que seguir besando sapos 

Y el sapo de princesas dejarse besar. 

 

 

CREACION 

Y al séptimo día, 

Dios, mirando al hombre 

Mientras dormía, 

Extrajo de su costado…  

la poesía. 

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando...

Déjanos tu comentario