FRAGMENTOS DE LUZ

Angélica María Sierra

Fragmento 1

 

1

Háblame de la misma forma en que la nube
conduce al alcatraz
y sean tus palabras boca madura en mi fruto
Después
aguarda
la inmensidad nos atraganta con su aurora
y va en picada rumbo al horizonte
errante
creyéndole
araguaney en flor.

 

 

2

Amo de esta casa vacía
el recuerdo de sus voces
su constante pregonar de sinsonte
Se hace en mí
leño de todos los seres
que la han hecho
Desde entonces
mi memoria es música
Eco del infinito.

 

 

3

Para no olvidarte
hilo un ocaso de mar
con el cordón de mi ombligo
y deshago el silencio
ante el pájaro Bennú
que canta en tu voz
Afán de la vida
morir y renacer del fuego
Único portador de tu sombra.

 

 

4

Cuando el vuelo no sea estancia de la rama
y la tierra no halle descanso
Cuando solo ruido luminoso sea la tormenta
y los surcos yermos
cicatrices de otros cuerpos
la hoja caerá sobre el río de aguas insistentes
Juntos
el mar será nuestra conquista.

 

 

5

Tengo por casa tu cuerpo
nunca antes cupe en otro
nunca antes mi alma recorrió sendas
y halló jardines
cuna
patio
En el doblés de tu cuello
viven los aromas de las flores
y una hamaca me mece hasta el arrullo
Tu pecho
de mangos
y tamarindos
es el lugar de mis ansias
Recorrido del hambre que no se sacia
Tu cuerpo es mi refugio
esa otra orilla
donde me encuentro.

 

 

6

Me aproximé a tu oleaje
para espiar tu puerto
Mis aguas profundas están
bajo el dominio del viento.

 

 

7

Una ráfaga de luz desciende
y una gaviota se alza
con el pico lleno de soles
al gemir
traza la estela que dejó el velero
Voy contigo
a la deriva.

 

 

8

Para cavar el túnel que conduce al alba
caminé sobre el tiempo
Resplandor de la memoria donde habitas
Caminé hacia ti
desde el centro de todos mis sentidos
Solo
para reconocerme.

 

 

9

La cordillera emerge
y dispone la línea vertical del acantilado
Polvo presuntuoso que se levanta como nube
y domina la selva
El sol sigue reinando
y mi alma
arena seca
aguarda
que un día
nuestra distancia
se mida
en la espuma.

 

 

10

Ayer un pájaro se posó en mi mano
y vi toda la poesía en sus alas
De repente intuí su naturaleza
de flor errante
de hoja
arrancada de un árbol mitológico
Me compenetré con su levedad
El crepúsculo incendia el mar en algún lugar
Azul intenso su nombre.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «Fragmentos de luz»

Déjanos tu comentario