POEMA PARA LA MAÑANA ROTA

Andrés Felipe Borrero Parra

 

Del mundo nace el poeta

“…Yo nunca supe si fui escogido para trasladar revelaciones…”  

Rafael Cadenas   

La relación de la naturaleza con el poeta

es diferente en cada cuerpo

porque los poetas son tierra aparte, -y ni hablar del poema-

diferente piso térmico, raza, temperatura,

maldiciones y estrato.

 

Está el poeta sentado a los ojos del mundo

que va hurgando en el territorio persona,

enamorando palomas con sus vocablos.

 

Están aquellos que han gritado en las plazas

y frente al fusil han puesto su cabeza solo con la palabra en la boca

más fuerte que la pólvora,

que el sonido de la bala rompiéndolo por dentro.

 

Los poetas han sembrado y enterrado.

Se marchitan con el sol.

Otros enjaulados

poetas que han hecho oda a la prisión

y a la golondrina que revolotea fuera.

 

Poetas urbanos que claman la luna cuando la tienen encima,

rurales, de vereda, de pueblo

que la ven nacer y crecen a la par de su luz.

 

Lo cierto para todos

es que hay un día en donde apenas despunta el sol

y la noche dentro de sus ojos

muestra la naturaleza plena del poema

allí es revelado el tránsito de la vida sobre el papel.

 

 

Mocoa

En casa nunca contestan el teléfono

no contestaron el día que llamó mi padre

hombre al que aún no le escucho su voz.

Tampoco contestaron en casa

el día de la avalancha en Mocoa,

cuando tres ríos devoraron 17 barrios

en donde vivía gente de esperanza y harapos,

gente que con el agua desapareció y se convirtió en piedra

personas que por primera vez salieron de su pobreza

para ser encontrados en otro lado,

ya sin vida,

sin alma

sin Dios:

Él

fue el primero que se ahogó esa noche.

Aquella vez

nos reunimos todos en la plaza

nos tomamos de las manos.

Lloramos.

Aquella vez

fuimos ellos,

nos entrevistaban

y con lágrimas en las manos al mundo le preguntábamos

qué hicimos mal,

buscamos a un Santo en el barro
Y le preguntamos a la medallita de la Virgen del Carmen de la abuela
¿Por qué nos pasó esto?

Por única vez nos reunimos todos en la plaza

Y nos tomamos de las manos.

Lloramos.

Llegaron los militares a nuestro nuevo hogar,

Y los presidentes del mundo gritaron solidaridad con todos los pueblos de la tierra

y la sociedad se movilizó contra la naturaleza.

Aún no les cuentan que sobre nuestra tierra caía toda el agua del mundo

Y al otro día éramos de barro.

 

 

 

Poema para la mañana rota

Despiertas 

con las piernas del otro en la boca

y los brazos regados por toda la habitación,

las piernas desnudas mostrando los apretones y mordiscos del amor.

 

La botella de ron en la cabeza

y la marihuana en los ojos

con un rayo de sol que atraviesa el cerebro,

y de la calle viene la voz que dice que eres

LA PUTA CAGADA

y te preguntas en silencio

si las nubes de hoy tendrán formas que te acuerden de la infancia

y no de lo que te has convertido

por tanto amor y ron

amor y marihuana

amor y sol

amor y deberes.

 

Sales aún borracho

y cruzas la acera dando vueltas y vueltas

anhelando un segundo de descanso,

las semanas pasadas has estado roto de día y noche

te has fundido con todos los vicios

y sigues atado a la tierra,

ya no eres humo,

ni alcohol,

ni fuego,

ni sexo.

 

Hoy esperabas estar muerto

pero apenas

inicia otro día que empieza a romperte.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,20 de 5)
Cargando...

4 comentarios en «Poema para la mañana rota»

  1. Poesía llena de crítica, de protesta. Gran aportación. Mi reconocimiento y admiración para usted, escritor, por atreverse a alzar la voz mediante sus creaciones.
    Saludos desde México.

Responder a CHARLY MORELS Cancelar respuesta