TUS JOYAS

Emilia López López

 

ADVERSIDAD

Adversidad maestra cruel del fuerte,

Rómpeme el corazón, pero no me robes el alma,

Bruta, nefasta, como madre insensata,

Qué pariendo al hijo, lo odia y lo maltrata.

 

Me acechaste desde el vientre,

Desnuda e inocente,

 Jugaste con mi vida antes de conocerte,

Eres como un aguijón en el corazón.

 

Adversidad, maestra cruel del fuerte,

Has hecho conmigo lo que has querido,

Mis heridas sanan fácil porque vengo de abolengo,

Nada más me quedan cicatrices, ¡Tengo tantas!

¿Donde me harás las que me faltan?

 

Adversidad, maestra cruel del fuerte,

¡Podrás romperme el corazón,

pero nunca robarme el alma!

 

 

TUS JOYAS

Porque es larga la jornada,

y a mi paso, se hace más largo mi camino,

¡Que largas son las horas,

qué largo son los días para este caminante!

 

¡Oh Señor! ¿Que no ves a tu hija desfallecer a mitad del camino?,

¿Porque le diste esta carga tan valiosa y tan pesada,

serán perlas, serán brillantes, serán tus joyas predilectas?

 

 ¡Oh Señor! Son hermosas yo lo sé,

no las puedo comparar ni con las estrellas, ni la luna,

ni el sol, ni con ninguna otra cosa tan hermosa que hay aquí.

Tus joyas que en mi confiaste, no las quiero para mí.

 

He recorrido muchos caminos con ellas,

atravesando por llanos, montañas y ríos tenebrosos,

a veces he creído que las he perdido y las vuelvo a recuperar.

 

¡Oh Señor! Yo no sé si te las podré entregar.

Hoy me encuentro en un océano, muy inmenso y profundo,

donde siento que me hundo y no podré flotar,

vuelvo a salir y sigo navegando.

 

A veces, he divisado tierra,

pero unas gigantes y crueles tormentas,

hacen más fuertes las mareas,

me envuelven y me llevan,

hasta lo más hondo de sus profundidades.

 

 ¡Oh Señor!  Yo no sé si te las podré entregar.

 Al principio, las tomé en mis manos,

las lucí, eran tan fácil de cargar, ¡pero como las gocé!

¡Que dicha, qué alegría, muy feliz yo me sentía!

Creía que eran mías, solo mías.

 

¡Oh Señor! Dame fuerza y paciencia,

para llegar a tu presencia y entregarte,

lo que a mí un día confiaste, tus joyas tan hermosas,

 no las quiero para mí. ¡Son tuyas Señor!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, promedio: 4,38 de 5)
Cargando...

18 comentarios en «Tus joyas»

    1. Mis más cariñosas felicitaciones tía por este poema que expresa los sentimientos de agradecimiento más profundos de su corazon. El. Señor la bendiga en esta larga, pero maravillosa jordana.

  1. Nilsa Oeñaloza Gonzalez

    Emilia querida que fina pluma para el poema, sigue sacudiendo el polvo mágico que las hadas han depositado en esa fina y delicada pluma…
    Un abrazo

  2. Sra EMILIA LÓPEZ LÓPEZ. Felicitaciones por esta bella poesía que es un resplandeciente bálsamo para el alma. 🙏🌸💐🌻🌞🍀🌟🌠⭐🤗

  3. Que maravillosa poesía , me desborda el alma, que dicha tan grande me dio el señor ser su amiga, de encontrarnos en el camino de la vida 🥰estoy leyendo e imaginandomela decir esta poesía de tus joyas, le pido a Dios que la llene de bendiciones hermana Emilia, le mando un fuerte abrazo

  4. Fabiola Balderas López

    Muy hermosas palabras! La poesía trasmite momentos, situaciones, sentimientos y emociones. Disfruto mucho leer tus líneas, es un disfrute tropezar con palabras inesperadas pero que encajan perfecto. Muchas felicidades 💐

Déjanos tu comentario