SOLEDAD

Jorge Majul

A esta hora doy vueltas en la cama, pateando las sabanas como si las culpara de algo que me sucede; mientras fijo la mirada al techo deteriorado. La mente camina sin rumbo en lenta agonía, ya me he acostumbrado tanto a la soledad, con decir que hasta la saludo de beso y abrazo como una vieja amiga.

Luego, contemplo aquel viejo piano que un día de locuras compre para nunca usar; las telarañas de las esquinas de mi habitación parecen hablarme, contarme cosas que me falta por saber; y para ser realista. El licor y los cigarros ya no me apetecen, de modo que puedo charlar un rato con ellas, después de diez minutos de pensar en nada, para más tarde decidir levantar mi cuerpo sin ánimo de la cama, me conduzco al baño, pongo la cara en frente del espejo sobando lentamente mi barba y me pregunto: ¡Ajá Somer! ¿Desde cuando te gustan estos pelos en el rostro? Sin respuesta alguna, en ese momento la melancolía más que nunca ataca, con fuerza golpea mis ojos hasta sacarle lágrimas.

Así es difícil ser uno mismo, duele volver a la natural sonrisa, y si por escasos minutos del tiempo logro respirar sin agonía, es un gran avance, escapar de ese estado resulta ser la travesía más compleja y arriesgada; solo los que practican la fuerza de voluntad y el amor desinteresado pueden hacerlo.

De manera que sigo en el baño, lavando mis dientes y escupiendo la espuma producida por la crema con gran fuerza, no veo la sangre mezclada en los escupitajos, y eso… me parece extraño, lavo bien mi rostro solo con agua, recorro mi barba una vez más y determino dejarla crecer. Regreso a la cama, sin dejar de lado que me sigo sintiendo como al principio: muy jodido. Después de una pausa larga concluyo que todo es por ella, algo tan natural como perder un amor me parece la desgracia de la vida misma. Bendita sea ella y desgraciada sea la vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando...

4 comentarios en «Soledad»

  1. Muy buenos días JORGE MAJUL, interesante la forma en que planteas a través de ésta narrativa la crisis existencial de un alma golpeada por la ausencia del ser amado. Felicitaciones por la forma en que estructuraste los detalles en este cuento corto y el remate que haces al final para resolver el misterio de la soledad del protagonista, también es muy grato leer a un escritor como tú que propone en su producción literaria tanto de relatos como de poesía tópicos valiosos que atrapan al lector. Éxitos y que con cada creación literaria continúes creciendo y brillando. 🙏👍📘📓📚📙✍️🖋️✏️🖊️✏️🤗

Responder a Jorge Parodi Quiroga Cancelar respuesta