ASÍ YO TE AMO

Devora Dante

 

Osadía

Quien osó tocar su cuerpo
le teme a su corazón.
La verdadera osadía era conocer
su amor.
Que si subió sus montañas
y cabalgó sus senderos
¿Cómo es que ha de temer a la
la palabra te quiero?
Quien osó tocar su piel
le teme a tocar su alma.
Teme entrar en el edén que
le hará perder la calma.
No temas al volcán que el sentimiento
encadena.
Que la piel es corazón y el sentimiento
sus venas.

 

 

La luz azul

La luz del cuarto era azul
el olor era a pecado.
Sus cuerpos solo temblor
sus pechos muy agitados.
Latía su corazón, la sangre
galopa sus sienes.
El deseo es el licor que hace
chocar a dos trenes.
Se conjuga la pasión con la
locura infinita.
¿Será esto un gran amor
o una aventura maldita?
Es el juego de la piel tan parecida
al amor, los dos se mueren de sed
los dos arden en calor.
Los dos buscan en la piel
fundirse en el corazón.
Dime pues que es aventura y se
convirtió en amor.

 

 

Pa’ quién

Pa quién si no es pa’ ti
que yo me visto bonito.
Pa quién si no es pa’ ti
que yo perfumo mi piel.
Pa quién si no es pa’ ti
esta gitana morena.
Gitana que te encadena
a su piel, a sus caderas
a su cintura de fuego
a su danzar de pasión.
Pa quién si no es pa’ ti
este corazón palpitante.
Este gemir, este sollozo
este fulgor de mis ojos
para quién, si no es pa’ ti.
Pa ti son mis anhelos
mis sueños y mis querencias.
Son pa’ ti mis labios rojos
y sus palabras de amor.
Son pa’ ti mis dos caminos
y te entrego mi destino
mi futuro y mi suerte.
Yo siempre he de quererte
porque pa’ ti toda soy.

 

 

La rubia y el chino

Rubia Marlín Monroe
chino Jackie Chan.
Bajo un árbol de su barrio
ellos solían jugar.
Las pasiones desataban, las
sonoras carcajadas se podían
escuchar.
Ella una aventurera, él aprendiz
de seductor.
Pero jugaban los dos y entregados
al placer, sin importarles la gente
ni los ojos detrás de las cortinas.
Ella besaba su boca, él acariciaba
sus pechos.
Bajo un árbol de su barrio a la luz
de la blanca luna, ella vendía sus besos
y se cobraba al instante.
Porque mientras le besaba e ilusionaba,
sacaba el dinero de los bolsillos de
aquel pobre principiante.

 

 

Así yo te amo

Como hierba fresca
como aguacero de mayo
como al vino rojo,
así yo te amo.
Como al dulce almíbar
de un confite de anís
como amo a la lluvia
te amo yo a ti.
Te amo yo a ti con todas
mis fuerzas.
Te amo yo a ti como el
mar al viento.
Como el corazón al buen
sentimiento.
Te amo yo a ti como el sol
que llega y muere por fin
en la luna llena.
Como nunca a nadie, te amo
yo a ti.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,71 de 5)
Cargando...

6 comentarios en «Así yo te amo»

Responder a Dévora Dante Cancelar respuesta