TU MAGIA

Michael Babilonia

 

Autorretrato

Ojos marrones rebuscando en el sinfín del tiempo.
Líneas en la frente: hilos de risas, amarguras y agobios.
Poros que exudan el ansia de días mejores.

Labios gruesos en los que viven besos adormitados.
Fosas nasales como conexiones directas con mi memoria olfativa en la que guardo la fragancia del chocolate con canela, el aroma de las motas de algodón empapadas en rocío nocturno, y de los cactus que ofrecen sus flores solo bajo la mirada de la luna.

Cabello enredado: herencia de mis ancestros africanos que obligados vinieron al nuevo mundo a plantar caña y a darme la vida.

En la lengua el peso de mi mantra personal: soy más que un simple nombre con dos apellidos. Soy la lucha incansable de almas antiguas que no conocí, la suma del crepitar de la madera que calienta el café todas las madrugadas.
Soy la batalla de mil demonios y una sonrisa, la epopeya diminuta de un viaje que no sé si ya empezó.

 

 

Por donde sale el sol

En mis viajes a tus tierras fértiles
llevo siempre un beso de copiloto
y un abrazo que me hace fácil el camino
que se abre generoso entre bananeras exuberantes.

La luz se desborda sobre el paisaje,
y entre costa y montaña me adentro en ti,
entre tu cielo libre,
entre tu verde vibrante que evoca la esperanza
y hace olvidar los días tristes.

Me encuentro respirando tu aire que trae olor a
dulce de coco,
a río y mar,
el aire que acaricia las palmeras
en tus playas extensas por donde sale el sol
que acaricia tu suelo fecundo.

 

Tu magia

El inmenso azul tiñe tu horizonte y el mío.
El viento me trae tu aroma; madera dulce, hojas frescas, frutos secos besando el suelo desnudo; tu piel.

Te miro intentando descifrar la magia que tienes, la magia que me hace pertenecerte.
Trato de descifrar los colores de tu cielo, los ritmos de tu existencia,
la fuerza de tu sol que besa con luz mis manos.
Y solo consigo perderme en el mar de tu voz.
Tu voz de guitarra,
de fogata en la playa.

Solo sé que eres una corriente de agua que camina eternamente hacia el mar, una flor que flota en el Amazonas, un racimo de fruta dulce que cuelga de un árbol, una ventana para que entre la brisa.


 

Tua magia.

O inmenso azul tinge teu horizonte e o meu.
o vento me traz o teu cheiro; madera doce, folhas frescas, frutos secos beijando o solo nu; tua pele.

Te olho tentando descifrar a magia que você tem, a magia que me faz pertencer a você.
Tento descrifrar as cores do teu ceu, os ritmos da tua existencia, a forza do teu sol que beija com sua luz minhas mãos.
E so consigo me perder no mar da tua voz.
Tua voz de violão, de fogueira na praia.

Eu só sei que você é uma corrente de água que caminha eternamente em direção ao mar,uma flor que flutua no Amazonas, um cacho de fruta doce pendurando numa árvore,uma janela prara a brisa entrar.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando...

5 comentarios en «Tu magia»

    1. Michael Babilonia Flórez

      Nidia, te cuento que este es de mis poemas favoritos por la forma como nació, resulta que fue escrito originalmente en portugués para una actividad y tiempo después lo traduje a español.
      Me emociona saber que ha gustado.

Responder a Patricia Oropeza Cancelar respuesta