VOCES

Sabrina Caballero

 

El Ritual

Luna llena, habitación escondida,

en la Torre Vigía.

Castillo alejado del este,

como advirtió una gitana.

 

Leyendo mis manos,

cuando en la calle, la crucé.

 

Quiromancia

antifaces

de buenas intenciones,

velas encendidas.

Círculo de sal y fuego.

 

Tú y yo en el centro.

 

Pétalos de rosas negras

bordeando nuestro cuerpo.

Obsesionados de este amor,

sin medidas.

 

Desmentir la locura.

Gotas de sangre sellando,

nuestras almas impuras…

 

Aunque nos cueste la vida

el conjuro está listo.

 

Unidos en la oscuridad,

de nuestros demonios,

nos aliamos.

 

El desquicio, nos amamos,

nuestros deseos extraviados.

Nuestras pupilas dilatadas.

 

Conectamos

nuestras almas encontradas

en este poderoso Ritual.

 

 

Injusticia

Soy quien quiero ser

sin nada que lo reprima.

 

La censura nos juzga

nos señala,

nos quita

expresión…

 

De allí nacen lágrimas

Y

al callar

presión en la garganta.

 

Las cadenas

que oprimen

nuestra libertad

nos hace esclavos,

nos opaca el alma.

 

¡Basta a la injusticia!

Nuestra voz debe ser

escuchada en democracia.

 

 

Ópalo Peridot

El aire puro que emana

el mar con sus olas agitadas,

el sonido que relaja.

 

Caracoles de colores,

arrastrados

por la turbulenta marea

en la orilla espumante.

 

Los bosques verdes que

rodean el esplendor de la playa.

 

Biosfera perfecta, dentro de

los las virtudes y defectos humanos.

 

Paisaje repleto de especies nativas;

En Ópalo Peridot.

 

Contemplar su resplandor

A través del oasis omnipotente.

 

El cielo azulado

como la piedra Azurita.

 

Arcoíris que en el agua refleja una sonrisa eterna.

 

En las profundidades del océano

yacen escondidas sendas rocosas.

 

Allí…

Nada frescamente el congrio dorado

temiendo no ser pescado.

 

Se alimenta según su paladar

de sabrosos crustáceos.

 

Huellas de libertad, con mis cabellos

al viento en aquel lugar paradisíaco.

 

El viento me acaricia el alma

me invita con su aroma genuino

a disfrutar.

 

La naturaleza infinita,

como la energía vital

del universo.

 

Las cordilleras

conquistan

mi corazón.

 

Alivianando angustias,

admirando

el contexto

con tan radiante sol.

 

Mis pies desnudos

en la tibieza

del agua cristalina.

 

Me siento

como una sirena,

mi voz expandiéndose.

 

Melodías en la arena

sonidos de esperanza.

 

Se asoman los puyes, las reinetas,

los Alfonsinos y Besugos.

¡Qué peces maravillosos!

 

No existe nada más gratificante

Que sentirse plena.

 

 

Voces

Me dije a mi misma, no acariciaré más tus demonios,

ni permitiré más golpes en mi piel.

Seré libre cueste, lo que cueste.

Muy lejos de ti, me iré.

 

Y no hablo solo por mí,

sino por

todas las mujeres violentadas,

por los femicidios cometidos.

 

¡Que se escuche nuestra voz!

 

Ante la impunidad

del malintencionado

que abusa sin piedad.

 

Con mis ojos cargados de tanto llorar,

con mi garganta seca de tanto gritar.

 

¡Ni una menos, ni una más!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,63 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «Voces»

Déjanos tu comentario