POEMAS DE LAURA

Laura Vanessa Berrio

 

A decir verdad,

te he pensado como demente,

te he extrañado constantemente,

me he desesperado al no sentir

cuando me hablabas al oído entre dientes,

y peor aún,

tu ausencia retumba en mi ser,

las ondas sonoras solo mencionan tu dichoso nombre,

esta batalla la he decidido perder,

porque tú, oye, ¡tú! Has dejado mi alma

empobrecida,

a un suspiro se acaba mi vida,

me has dejado aquí con un absurdo papel,

para secar las lágrimas que dejó el momento aquel,

¿por qué te vas?

anda ven a mí y revive cada buen paso

que dimos hace un tiempo,

¿será que regresarás?

Mejor doy la vuelta y sigo yo sola como ejemplo,

¡Ah no! Ven a mí,

¿no puedes caminar?

¡Te mando silla de ruedas!

¿Estás en medio de un inmenso mar?

¡Pues te mando un marinero que rescatarte pueda!

Ah, quieres que yo vaya,

pues lo siento hombre guapo pero ahí está tu falla,

yo puedo hacer de lejos que regreses,

pero jamás iría detrás de ti llevándome al mundo,

matando sancudos, orugas, personas

y ahogándome en un mar lleno de peces.

¡Es más! Ya me arrepentí,

buscarte de lejos casi fue mi fin,

querer sentirte cerca por poco me desaparece,

desearte me dolió la existencia,

aunque pensándolo bien estoy fundida en inocencia,

pero no lo niego,

el susurro de tu alma aún está aquí

conmigo,

algunas veces me sirve como abrigo,

no lo puedo negar,

tu perfume aun emana como olor

fragante ante mis narices,

pero debí olvidar de dónde son tus raíces,

¡Ah, lo recordé!

son de un hombre vacío,

con temor a amar y a ser amado,

ahora lo comprendo todo

Pues fue un placer estar a tu lado.

 

 

Una porción de vida

quiero yo de ti

que me ames sin que te lo pida

adueñarme de tu alma y luego dormir.

Dormir, hasta que en verdad seas mío

hasta que a mi quieras venir

hasta comprender tu lado oscuro y vacío

que te aleja por completo de mí.

Dormir, hasta que veas mi grandeza

de corazón, espíritu y alma

hasta conocer la delicadeza

de esta morena tan blanda.

que muere por ser dueña

de tus ojos y cada pestaña

que desea ser tu amor cada que sueñas

y despertar un sentimiento en ti

tan inmenso como miles de montañas.

Y al abrir mis ojos en la madrugada

tenerte como siempre lo esperaba

junto a mí bien acoplado

agarrando mi cintura, y besándome por todos lados.

Hombre de ojos misteriosos

Ven a mí y dame de tu suave mirada

acepta ser mi aliado lleno de ternura y algo morboso

acepta ser dueño de una vida apasionada.

Despertar sabiendo que eres tú

que soy yo al mismo tiempo

estamos vestidos de un lindo tul

que adorna todo nuestro cuerpo.

Cuerpos a punto de hacer el amor

cuerpos a punto de destilar sudor

cuerpos encendidos por fuego ardiente

cuerpos felices por querer ser diferentes.

Luego llenos de dulzura

de amor empalagoso

hasta alcanzar lo más profundo

de aquel amor gozoso.

 

 

Saber que somos dos

siendo uno a la vez

amándonos con ternura

y dejando a un lado la timidez.

Ver a través de tu alma

Perdiéndome en tu inocencia

despertando aquel amor

que no comprende ninguna ciencia

las palabras nunca alcanzan

para describir tal belleza

ser tuya y hacerte mío

de los pies a la cabeza

el destino y el futuro

aún son bastante inciertos

pero quiero estar contigo

Viviendo la realidad

de soñar estando despiertos.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,78 de 5)
Cargando...

1 comentario en «Poemas de Laura»

Déjanos tu comentario