Saltar al contenido

EN ARAS DEL VIENTO

María Elena Cano

 

ORGULLO

Mi grito de dolor

ante tu ausencia

nadie lo escucha,

es un grito sofocado

por el orgullo.

 

No, nunca más

estaré a tu lado,

no sé perdonar

terrible maldición

para el que ama

y es traicionado.

 

La soledad a cambio

de la dignidad,

no llores,

 no supliques,

todo ha terminado.

 

 

LAS HOJAS

Caen lentamente

doradas, ligeras

hojas que se deslizan

con el encanto

de una bella bailarina.

 

Anuncio del otoño,

los rayos del sol filtrándose entre

las ramas de los arboles

dando un toque mágico, irreal

al camino que recorro,

su melodioso sonido

me acompaña en mi caminar,

el viento un poco frío

anuncia la llegada del invierno

con su nieve blanca,

el fin de un año

y la llegada de otro

lleno de esperanza.

 

 

TENUE SOMBRA

Soledad que duele,

ausencia eterna

nunca te conocí,

te busqué entre la gente

tratando de dibujar mi rostro

en esas caras desconocidas

esperando sin esperanza,

¿Qué duele más? ¿Tu ausencia

o tu olvido?

 

Sueños rotos

antes de nacer,

deseo que muere

con el atardecer,

¡Llegas por fin!

¡No digas nada!

 

Ve a morir tenue sombra

que mi memoria forjó,

que te cobije tu egoísmo,

que él te cierre los ojos

en tu momento final.

 

 

NO SÉ SI TE AMO

Me gusta tu boca

recorriéndome toda,

tus manos tocando

esos lugares prohibidos,

las caricias que inventas

para mi deleite,

tocar tu cuerpo fuerte

sin temor,

sin vergüenza ni pudor,

ser feliz como nunca lo fui

con tu cuerpo pegado al mío

piel con piel,

cabalgando juntos

hasta el final del placer,

escuchar tu risa,

abrazarme a ti

y así

dormir sonriendo.

 

No sé si te amo

pero te deseo,

recuerda

que al acabarse el amor

lo primero que muere

es el deseo.

 

 

EN ARAS DEL VIENTO

Dedicado a Frida Kahlo              

 

Tu mundo sombrío lo supiste llenar

de belleza y amor,

nunca nadie ató tus sueños

que dejaste volar en aras del viento.

 

Tu amor por tu tierra

fue tu orgullo y sostén

para tus ideas claras de libertad.

 

Amaste dándote toda,

le diste color al sufrimiento,

le diste belleza a la vida.

 

Tu legado quedó

para orgullo de tu patria,

atada a tu prisión

no necesitaste pies,

tenías alas para volar.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 4,82 de 5)
Cargando...

4 comentarios en «En aras del viento»

Déjanos tu comentario