Saltar al contenido

RESIGNACIÓN

Emilia López López

 

Integridad

Como recuerdo a mi padre,

Por su fidelidad a los amigos,

Tenía cinco, tres eran hombres,

Amigos desde niños.

 

Los otros dos eran un perro y un caballo,

Cuando murió el perro, lloró

Y con todo respeto,

Cavó su tumba y lo sepultó.

 

Me dijo ¡a un amigo no se le bota!,

Él catorce años me acompañó,

Gratos momentos me dio,

Entre anécdotas y aventuras,

Detrás de mí y del caballo caminó,

Con hambre, sed, calor y frío,

 

Sin condición hasta la muerte, él amor me brindó.

Me dijo ¡A un amigo, no se le bota!,

El caballo cuando este envejeció,

Lo dio libre, lo jubiló,

Iba y venía.

 

Cuando llegaba en señal de gratitud,

Con un relinchido a mi padre saludaba.

Un día el caballo murió,

Igual que con el perro,

Cavó su tumba y mientras cavaba para si decía,

“Yo no voy a dejar que seas un festín para los buitres”.

 

Me dijo ¡A un amigo no se le bota!,

A los tres amigos desde niños,

La muerte de un hermano los perdonó,

“Ellos son buenos, el general tuvo la culpa” me dijo,

¡A un amigo no se le bota!

 

 

Resignación

Si así tú lo quieres quédate allá,

En tu mundo lleno de hastío,

Esperando al mismo invierno en tu nido frío,

Abrazado a tu almohada vieja.

 

Cobíjate con la incógnita de tus sentimientos,

No llores, no te quejes, nada te falta,

Cierra bien la puerta, no se filtre el aire húmedo,

Y te refresque la memoria.

 

Rasga el alma, hila el tiempo,

Si asi tu lo quieres, quédate quieto allí,

En tu mundo lleno de hastío.

 

Censura al rayo luminoso a través del cristal,

Rompe el eco de voz que diga, te amo,

Hurta el diálogo enmudecido,

Niégate al filo de tu conciencia desnuda.

 

Si así tú lo quieres quédate quieto allí,

En tu mundo lleno de hastío.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,78 de 5)
Cargando...

14 comentarios en «Resignación»

  1. ¡Emilia, qué poesía más bella y trascendente! Me ha emocionado mucho tu primer poema. Soy amante de la naturaleza y especialmente de los animales y hace dos meses y medio enterramos también a nuestro perro. Me pasé varios días de llorera, la gente no me entendía y me he visto reflejada en las palabras de tu padre. Me horrorizaba la imagen de los buitres devorando mi compañero, casi como otro hijo para mí, de alegrías, desdichas y silencios, por ello también cavamos una tumba en un lugar alto y bello desde el que se ve el pueblo entero y se vigilan los caminos que confluyen hacia nuestra casa. Gracias por este emotivo homenaje a la integridad pero aún más a esto, a la humanidad hacia todo ser viviente que nos rodea y respira el mismo aire y pisa la misma tierra.

    El segundo poema transmite dolor. Es un extraño término el de la resignación, siempre precediendo la aceptación, justo antes de poder recuperar el aliento. Una etapa dura para el resignado, y para los que lo ven ahogarse ante la negación de la aceptación.

    El ritmo es tan melódico en ambas poemas, las rimas son muy bellas.

    Gracias por compartir

    1. Velia no tienes idea lo mucho que me emocionó tu comentario te agradezco tanto saber que hay otra persona que comprende mis sentimientos, igual con resignación tu comentario es tal mi sentimiento eso que tú piensas eso mismo es. Gracias por tomarte tu tiempo para mí te llevo en mi corazón gracias

  2. HERMOSO SUS POEMAS , EL PRIMERO ME CONMOVIO MUCHO, PORQUE AL IGUAL CADA VEZ QUE SE ME MUERE UN ANIMALITO VOY Y LO ENTIERRO, TIENE MUCHO SENTIMIENTO S6S POEMAS Y LO MAS HERMOSO QUE RIMAN UNA GEAN POETISA, LE ADMIRO MUCHO ! UN ABRAZO GRANDE!!??

Déjanos tu comentario