Saltar al contenido

EN TU MIRAR

Julián Mauricio Álvarez

 

ME ENAMORÉ

Me enamoré de tus ojos,

entre tus miradas más dulces,

donde sin lugar a dudas puedo

mirarme feliz y enamorado.

 

Y al mismo tiempo,

me enamoré de tus labios,

entre tus besos más tentadores

que me tienen encantado,

extasiado de placer cuando

tú me besas.

 

Me enamoré de tu cuerpo,

de ese cuerpo que encaja

perfectamente en mis brazos,

eres tú justamente hecha

a la medida de mis sueños.

 

Me enamoré de tu delicada, tersa

y suave piel, que entre caricia

y caricia me hacían poesía,

de mí brotaban versos y más versos,

y entre cada verso que escribía

más te deseaba.

 

Me enamoré al extrañarte,

algunas veces al no tenerte cerca,

aprendí a amarte en la ausencia,

recordando cada detalle de lo

nuestro, para no olvidarte y que

la ausencia no me doliera tanto.

 

Me enamoré así entre tanta

distancia que me hace esperarte,

que me hace soñar que estás

aquí conmigo al cerrar los ojos.

 

Me enamoré de ti.

De tu ojos, de tus labios, de tu ser,

me enamoré de tu esencia única

y especial que cautivó mi alma

desde el día en que te conocí.

¡Sí! Me enamoré de ti, mi amada,

y ni cómo negarlo.

 

Me enamoré de ti entre cada verso

y poesía que tu amor me inspiraba,

entre cada noche donde nuestros

cuerpos se recorrían, y cuando tú

en mí escribías la más bonita poesía.

Y sin darte cuenta ya te amaba,

te amaba más, y sólo por ti yo existía.

 

Me enamoré totalmente,

completo, como solo yo sé amar.

Me enamoré con cada poro de mi piel,

con cada latido de mi corazón;

te llevo dentro de mí, pues te traigo

en cada respiro, cuando estás conmigo

o al extrañarte entre tanta distancia

que me hace esperarte, que me hace

soñar que un día permanecerás

aquí, conmigo para siempre,

y que al cerrar los ojos al dormir

jamás te irás, y así ya no sentiré más miedo

al despertar,  porque entre mis brazos

al abrir los ojos tú estarás.

Me enamoré,

 

¡Sí!

Me enamoré.

 

 

EN TU MIRAR

Cuando veas con otros ojos al amor,

en ese tiempo te volvería a decir

que no habría forma en que te dejaría

a tu suerte, serías esa mitad mía que

florece en todas las estaciones

y en cada amanecer de mi vida.

 

Mi primer rostro al despertar y el último

al dormir, te protegería y me dejaría

cuidar sólo por ti, te daría tu espacio

y tendría el mío, pero para buscarnos

luego el uno al otro, sembraría flores

y plantas diversas en nuestro jardín,

y las cuidaría con esmero y con amor.

 

Porque sé que tú la amas, reinventaría

el significado de la palabra: amor,

para que todo el mundo conozca que

sí se puede amar más allá de la distancia,

más allá de los límites, de la imaginación.

 

A Dios Padre le agradezco el hecho de

conocerte, y que seas parte de mi vida,

ser amigos, cómplices y locos como

nos gusta ser, así como yo te amo,

así como tú me amas, en cada día

de nuestras vidas, en cada amanecer,

cuando el sol sale y su luz es nuestra

para sentirnos en nuestros cuerpos,

en nuestras caricias tan dulces y tiernas,

que nos llena de amor en nuestros

bellos sueños, tan mágicos.

 

Donde solo tú y yo compartimos este

sentir tan profundo que toca nuestras

almas, y nos llena de los más bellos

recuerdos, momentos y sobre todo

sentimientos de amor real y verdadero.

 

Tú eres el elixir de mis días, de mis noches,

amor mío, nunca me apartaré de tu lado,

siempre estaré y tomaré tu mano,

caminaremos juntos compartiendo cada

pensamiento, cada tarea que hagamos.

Juntos estaremos por y para siempre,

amor de mis sueños, amor de mis días

y de mis noches, amor de mi sublime,

mágica y bella inspiración.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando...

3 comentarios en «En tu mirar»

  1. Gracias por compartir con nosotros tus poemas, Julián! El primero me ha gustado mucho, porque has logrado transmitir cómo el amor va calando poco a poco, entrando primero por los ojos hasta acabar conquistando cada nuestro poro corporal y espiritual. Me ha gustado esta imagen fluyente y continua!

Déjanos tu comentario