Saltar al contenido

TIEMPO ENVEJECIDO

Roberto Bianchi

 

Los que recién llegaron

Son aurorales

disconformes

(y eso está bien)

tratan el idioma o los idiomas

como goma de mascar

y ejercitan los dientes

quebrando las sílabas

en piezas masticables

no temen enemigos

que se asoman

ni grandes

ni invisibles

en aras del consumo

pretenden un móvil

de última versión

como dios-tiempo

con la ingenuidad de quien no historia

y nos invaden

como que casi no entendemos

qué se dicen

nos dicen

contradicen

popcirculan

integran playlists

y el reggaetón los invade

porque no escuchan nada

fuera de conexión

algunos reconocen

no haber leído nunca

un libro de papel

con tapa en cartulina

y su olor entintado

esos leen solamente en pantalla

preferentemente

en las notas de su smartphone

como dúctil anciano

prefiero darles paso

tal vez la boca de los ríos

profundice en el mar.

 

 

Recelo

El mundo enloquecido se asomó a mi ventana

cerré lo que pude de vidrios y cortinas

apreté los párpados

volqué mis ojos al profundo interior

como un niño que padece miedo lo dejé de mirar

pero el muy insidioso y traicionero

buscaba las hendijas para devorarme

trepándose a la cúspide del viento

en su acción conmovió las nubes

puso un frío polar tapando el cielo

arrinconó en el horror y la tristeza

y bloqueó las sonrisas.

 

 

Poema para un desmayo

La vida cambia mucho

ahora hay quien me lee

da gusto la poesía

en internet vemos las caras

en la calle no nos conocemos

somos todos oscuros embozados

respiramos nuestro aliento

vertido hace un instante

y evitamos estar cerca

de cualquiera que pase

los millones de muertos están lejos

vaya a saber dónde

los enfermos cada uno en su tubo

a los restablecidos

como no los conozco

no los discrimino

pero no sé si aceptaría

verlos cerca

escribo y quedo adentro

apenas si me muevo

como en una venganza de la historia

los más pequeños son los que gobiernan

no podemos ni verlos

pero ríen

con sus dientes dispuestos

a morder nuestras horas de difuntos.

 

 

Riesgo

Mi pelo es una mata que me protege

no van a entrar no deben

soy vulnerable

factor de riesgo potencial

matiz de riesgo psicológico

yo no sabía

pensaba que la defunción

te llega cuando quiere

andando en moto

debajo de un camión

pero aprendí a palazos

que no llora la muerte

que donde sea quiere

que avanza donde puede

mi pelo es una mata

que no mata

que me protege

por eso las esquinas

de mi paisaje breve

retozan de deseos

se abrazan lentamente

a la llama que arde victoriosa

en tu cuerpo rebelde.

 

 

Tiempo envejecido

Nosotros

algunos

lo llevamos en la frente

como mapa de arrugas

otros lo depositan

en un horizonte anclado

y vagan

se deslizan

por islas desaparecidas

el tiempo cruje hojas debajo del zapato

o prende fuego en turbias humaredas

en tanto los jóvenes

no lo ven venir.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

1 comentario en «Tiempo envejecido»

Déjanos tu comentario