Saltar al contenido

LA JUSTICIA

Pilar Bellés Pitarch

 

Paz y tranquilidad

Con los pies cansados
y el corazón a todo gas
con este nuevo intento
podrás encontrar la paz.

El trote de aquellos caballos
dejó de escucharse ya
deja de temer a los recuerdos
y comienza a vivir la realidad.

Te traerán un mundo blanco
sin alimañas que te aplasten
ser tu misma en tu universo
no marioneta que manipulen.

A partir de hoy ese sueño
pondrá los pies en la tierra
y tu comenzarás el vuelo
en un mundo sin fronteras.

Construirán un puente mágico
entre tus ilusiones y la realidad,
en tu familia mares de cariño
en tu vida un poco de tranquilidad.

 

 

Por ti

Ya no soy esa luz apagada
oculta en la penumbra de la noche,
luciérnaga que no es capaz de sentir
el suspiro amarillo del amanecer.

El miedo me tiene presa cada día
en la esperanza que no tiene rumbo,
en la impotencia de las palabras vacías
en cada día imposible, perdido, sin sentido.

Por cada ilusión incandescente
que brota en los susurros de la aurora,
los días azules del pasado volverán
repletos de flores y campos verdes.

Sin prisas, ansias, llanto ni estrés,
una niña correteando en libertad,
cantando en la paz del sosiego
bailando con las olas del mar.

Eliminaré las rendijas de mi corazón
resucitaré para estar viva siempre,
viva para sentir el color del amanecer
viva para soñar que nada es imposible
viva para no sufrir la inmunda realidad
y sumergirme en el eterno sueño del olvido.

Olvidaré tantos y tantos días vacíos
seré un corazón que vuelve a soñar,
cantaré el himno de la esperanza
por ti, por el mundo, por mí,
por todas las cosas olvidadas
que pronto volverán a resurgir.

 

 

La Justicia

Sus mentiras han manchado mi horizonte
los manantiales estaban camuflados por la maldad
escondió mi verdad en un bosque de engaños
y su hipocresía bailaba a ritmo galopante.

Buscando el valioso tesoro de la justicia
panal de sana bondad donde perderse
cuando el miedo deja de tener conciencia
y gobierna la paz equitativa para siempre.

Encontraré justicia entre las piedras del bosque
no dejaré que ningún mal pudra mi pobre alma
sortearé a tientas cada uno de sus tejemanejes
lloraré en silencio en el mar de la impotencia.

Quiero justicia bordada de igualdad
y no otro cuento plagado de mentiras
ni un puente roto que me traiga maldad
quiero poder enterrar el hacha perdida.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Déjanos tu comentario