Saltar al contenido

Alicia López

(Lorica, Córdoba, Colombia. 1972).  Forma parte del Chindau Literario - Taller de escritura creativa. Amante del flolklor, la cultura y la tradición oral de su pueblo. Escribe poesía y cuentos. Su inspiración la halla en lo cotidiano. Es autodidacta. Disfruta leer clásicos de la Literatura como Cortázar, Borges y Alan Poe. Cantadora de décimas y bullerengue. Ha participado en varios Festivales en Córdoba, donde ha tenido la oportunidad de cantar obras de su autoría.

Facundo y Rubina

Esas eran las peticiones de Facundo a su amada Rubina. Fueron transcurriendo las cosas en forma tranquila, excepto cuando le tocaba viajar por el mar. Facundo era comerciante, vendía y compraba pescado en los islotes cercanos.

Moncho el gallinazo

En mi entorno campestre me gustaba escuchar el sonido del viento en las ramas de los árboles, y de los pájaros, en especial del mochuelo a quien aprendí a imitar.

Triste corazón

Melancólica melodía de ausentes emisiones. Corazón que sucumbes ante el ocaso, rojo eres como ardiente fuego reflejan tus latidos triste fracaso, no está henchido de orgullo tu ego.

Vórtice de pasión

Alborotado tu pelo negro sobre tu férreo pecho, punto oscuro que divide tu línea hendida donde mi torrente reposa como corrientes de aguas de manantial, la dulzura de tus labios fresas cosechadas bajo un tenue lloviznar.

El girasol desolado

Cierta mañana, una pequeña abeja que hacía su visita matutina a las flores para recolectar su polen se enteró del estado de ánimo en que se encontraba el Girasol.

Vuelo

Lucrecia de su cabeza desató una pañoleta verde vendando los ojos de su pequeño. Con las pocas fuerzas que le quedaban, cargó a su pequeño al que montó en la baranda de concreto.

Secuestro a ciegas

Solo recuerdo un golpe en la nuca, no sé cuánto tiempo pasó, cuando me desperté me encontré en una habitación con un olor a humedad casi asfixiante.