Saltar al contenido

Laura Altamura

(Tívoli, Italia. 1975). Doctora en Derecho. Viaja por trabajo y placer en el extranjero y en Italia. Actualmente, vive con su familia, a pocos pasos de Udine, donde dedica su tiempo libre al cuidado y apoyo de gatos callejeros. Ha escrito de forma intermitente desde su infancia y, de adulta, publica en revistas y participa en concursos literarios, logrando a menudo menciones honoríficas o premios. A partir de 2020 comenzó a publicar de forma independiente o con editoriales. Tiene colecciones de poesía y libros para niños, novelas. “Versi Spettinati” (In Prosa Edizioni) es su último poemario. Su novela social sobre bullying y discapacidad, “Connessioni sommerse”, recibió el premio reconocimiento “El Libro del Año 2023” por la Asociación Área de Cultura. Su mayor pasión es la poesía, en rima o en versos libres, donde trata argumentos sociales, denunciando las cuestiones críticas de hoy, a veces en modo abstracto y metafísico, a veces íntimo y profunda y, en algunos casos, incluso usando una manera cáustica y cortante en la observación de una humanidad que entra en desorden. Para ella, el bolígrafo es una herramienta para conectarse con los mil mundos que existen dentro y fuera de nosotros.

Elección

El vagón de pasajeros con maletas llenas de tópicos se va, gris como cemento. Un prisma de luz ilumina mis pensamientos nublados. No puedo ir donde todo es igual para todos donde los sentimientos son mentirosos.

El lugar de las cosas

EL LUGAR DE LAS COSAS Laura Altamura   Belleza Por ese riachuelo de belleza perdí la cabeza, la barra de licor del cielo y esos ojos de sustancia espumosa traspasaron el orden de las cosas la comodidad del trivial, los convoyes del destino y entonces yo soplé.   Soplé fuerte haciéndome espacio en la cronología de un pasado de plomo a desfigurar sus maleficios a fecundarme el futuro en el encantamiento.     El lugar de las cosas Sigo la inclinación de la lluvia es la perspectiva de lavar lo malo que me mantiene los ojos abiertos.   Borrar es… Leer más »El lugar de las cosas

El mendigo

Pasajes anónimos a las rejas de la escuela los días de los recitales. La mirada cose el dobladillo de los recuerdos más allá de la acera de colillas y desperdicios y luces navideñas de la Navidad ajena.