Poesía

Tierra heredada

Las olas se mueven como mis caderas cangrejos azules se esconden del sol. Con viche celebró por toda mi raza Que hereda su sangre, su lucha y valor. Honrro a los ausentes que dejaron huella. Escucho sus voces como una canción.

Diario amoroso sin fecha

en este páramo andino en la distancia miramos el teatro de la noche las estrellas se han vuelto dibujos símbolos revelaciones de un porvenir nosotros aquí bajo esta sombra oscura de la selva para protegernos de la luna.

Poemas de Laura

¡Es más! Ya me arrepentí, buscarte de lejos casi fue mi fin, querer sentirte cerca por poco me desaparece, desearte me dolió la existencia, aunque pensándolo bien estoy fundida en inocencia, pero no lo niego, el susurro de tu alma aún está aquí…
conmigo,

El tiempo pasa…

Solo el terraplén de una presa puede detenerlo, reuniendo sueños en un bucle y tal vez lleguen a tocarse sus orillas y permanecerá allí secar al sol, volver en la fuente más clara.

Voces

Y no hablo solo por mí, sino por todas las mujeres violentadas, por los femicidios cometidos. ¡Que se escuche nuestra voz! Ante la impunidad del malintencionado
que abusa sin piedad.

Recuerda

Fuimos dos insaciables de nuestra presencia, el tiempo, nunca cambió el brillo de nuestros ojos al coincidir. Las sinuosas vueltas del destino, solo lograron unirnos más.