Saltar al contenido

Relato

Ocaso rojo

Por su rojo brillante, el espécimen que compré era un macho, las hembras eran de color rojo pálido, sus variados silbidos o cantos emitidos desde lo más alto de los árboles anunciaban la llegada de nuestro Padre Juya para bendecirnos después del período de sequía

Sendero de un viejo peregrino

En una de sus habituales caminatas lo encontré la tarde de un lunes. Afanado como siempre. Miré fijamente su cara vieja y arrugada resultado del trabajo duro y el correr de los años. Estreché su mano con gran firmeza y cariño.

La banda

Mi hermano y yo vivimos como pocos la dicha de ser jóvenes e indocumentados. Éramos cuestionadores, odiábamos el establecimiento y desaforados al momento de hacer pilatunas.

Tengo que hacer pipí…

Mi bata roja de tela polar, la de mi ajuar de una boda en invierno me empezaba a dar calor… La habitación no tenía otra dependencia más que un balcón que daba al balcón del departamento vecino, estábamos en un sexto piso.

Vista y tacto

Hay otros que llevan un gran peso de familiares que hicieron tratados con energías desconocidas y vengativas, muchos inocentes cargan con los actos irresponsables de sus familiares.

La flor

Caminando un poco por la vida algo que he aprendido y que me sorprende es que hay tanta gente especial por ahí, es como caminar por un bosque donde en ciertos momentos encontramos un haz de luz que ilumina…