EL ÁRBOL DE LA VIDA

Luana Trabuio

 

Ávidamente, vivo

Saboreo dulcemente el aroma del mar,

el olor de salitre me llega…

El viento cálido que me roza la cara,

se enreda entre mis cabellos y ahí espera,

un instante…

El tiempo para disfrutar de esa ligera sensación de calidez

que luego se desliza.

Escucho el murmullo de las olas que se quiebran entre las rocas;

Un rayo de sol desvía mi mirada hacia la infinita extensión azul,

que luego se une al cielo.

Escucho el canto de las gaviotas que me hacen compañía

y alegran mi corazón.

Pruebo estas sensaciones dulcemente

y las guardo conmigo,

porque…

Ávidamente, vivo.


 

Avidamente, vivo

Assaporo dolcemente il profumo del mare,

quell’odore di salsedine arriva a me…

Il vento caldo che sfiora il mio viso,

s’impiglia fra i capelli e rimane lì,

Un istante…

Il tempo di godere quella lieve sensazione di tepore

e poi scivola via.

Ascolto il sussurro delle onde infrangersi tra gli scogli;

Un raggio di sole lambisce il mio sguardo

verso quell’ infinita distesa blu,

che poi si unisce al cielo.

Ido il cantar dei gabbiani

che mi fanno compagnia e mi rallegrano il cuore.

Assaporo dolcemente queste sensazioni e le tengo con me,

Perché…

Avidamente, vivo.

 

 

El árbol de la vida

Del tronco grueso,

con raíces fuertes,

un follaje de mil colores.

Eres vida, armonía del universo,

guardián del paso del tiempo…

Cada vez renaces floreciendo

para abrazar el mundo.


 

L’albero della vita

Dal grosso tronco,

con radici salde,

un fogliame dai mille colori.

Tu sei la vita, armonia dell’universo,

guardiano del tempo che scorre…

Rinasci ogni volta florido

per abbracciare il mondo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,43 de 5)
Cargando...

3 comentarios en «El árbol de la vida»

  1. Me ha hecho trasladar, aunque haya sido por unos instantes, al mar y he disfrutado cada una de las sensaciones inspiradas por su poema. ¡Gracias es hermoso!
    ¡Bienvenida, escritora!

Déjanos tu comentario