POEMAS INVISIBLES

(Primera Parte)

Roberto Melo

 

MORDER UN PEDAZO DE PAZ

Con su mirada

inocente,

el niño

triste

buscando

un pedazo

de pan.  

No sé cuántos

dientes tenga,

me encanta

de todas

maneras,

su sonrisa.

Cuando al final

muerde un pedazo

de paz.

 

SIMPLEMENTE… CORRUPCIÓN

Preocupante

quien se corrompe

por tan poca cosa.

Quien soborna

y se deja

sobornar.

Quien se presta

del Estado

y no devuelve.

Injusticia

por doquier.

Donde se viva.

Porque nadie

haga nada

y todo sea igual.

 

 

AHORA SOMOS

Cuando paran

las ráfagas de la guerra,

asoma la paz

Cuando paran

las lágrimas

de la mujer,

es porque

llega la ternura.

Con la llegada de la Paz,

amasamos la esperanza

de un hasta siempre,

en un recital de la palabra

Los poetas

acariciamos a la mujer,

que ahora se llama paz.

En un nuevo renacer.

 

 

EL RETORNO DEL CORAZÓN

El corazón regresa

al pecho,

para gritar libertad,

a nombre de la paz.

La paz es inclusiva

a nuestro ser,

¿Para qué preguntarnos

si la queremos?

sobra y basta decir… SI.

 

 

UN BELLO DESPERTAR

Ojos dormidos

por la guerra,

en profundo

letargo.

El corazón

en las manos,

escondiéndose

de la guerra.

Entre muchas palabras

malgastadas,

florece la palabra paz.

Despiertan

los ojos dormidos,

brotando su color verde

a una bella esperanza.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando...

Déjanos tu comentario