LA MAGIA DE VIVIR

Alveiro Machado Pérez

 

Amor que late

 Cuesta el amor de la vida

La muerte espera

La luz apagada se prende cuando el camino llega

 Las palabras duermen en silencio

Para no interrumpir la primavera.

 

Mientras yo en un lugar de la noche

Contando estrellas

Viendo convertir los segundos en horas

Esperando las palabras de ella.

 

Con la presencia de una estrella fugaz

Anunciando el deseo que llega

Mientras el valor de la vida

Envuelto en soledad desespera.

 

¡El alma late! Y el pensamiento eleva

La fresca sonrisa sopla

Mostrando la sonrisa bella

Miro lentamente al cielo y callo

Al no encontrarte mensajera

Si legas con la noche como el viento

Y tu callada en la larga espera.

 

El amor de la vida late

En un lugar de la tierra

Pensamientos tocan el sueño

Y una voz calmada espera

En el silencio de la noche contando estrellas.

 

 

Suéltame la mirada

Irrumpe tu presencia al contemplar el cielo

Lo rayos del sol se posan en los sueños al verte sonreír

 Mientras caminas

Sobre las cúspides del firmamento

Dejas tus huellas en la sombra del recuerdo.

 

Impávido sostengo en la piel, en los días sin tiempo

En las alas del alba, el aroma tu piel

Que rompen la espesura de las nubes de la distancia

Por no verme en el brillo de tus ojos

Confirmando la vida saboreando el placer.

 

Suéltame la mirada que te llevaste

Al hablarte al odio al besarte mujer.

 

Al pronunciar tu recuerdo

Al cerrar los ojos y recordar tu piel

Como dulce de almendras

tu cuerpo tu don de mujer.

Cierro los ojos y veo tu sonrisa en el no de tus labios

En el sí de tu piel, en la sombra de la noche,

En las manos que al tocarte se posan en tu cien,

susurrando tu alma, tu Acariciando halito.

 

Sentando sin palabras me miras

A sabiendas que cuando te alejas te llevas

La respuesta de tenerte, el asombro de tu ser,

Jugando a quizás a descubrirte niña o mujer.

 

A la espera que selles en el calendario

El día y la hora para poderte ver

Como las olas se funden al tocar la playa

y tocar tu piel

mi alma te toca en mis sueños

en tu voz de niña en tu aroma de mujer

suéltame la mirad que se fue contigo

y detrás de ti.

 

 

Se desprende el cielo

Debajo de la enramada contempla el cielo en espera de juya

Se nota las huellas de la sequía que años tras años

Marchita el cultivo de ahuyama, maíz y frijolito guajiro

Quien no escucha las miradas del La>ulaa

que se levanta temprano a tomar Kepein

para salir a pastorear los pocos chivos del corral.

Con la esperanza abierta y las cotizas roídas por el tiempo 

La fe en maleiwa no mengua

La mirar en la magia del cielo pronto llegará

Esperando que sol sea eclipsado por la magia de juya.

No se olvida la senda de los ancestros

Que sembraban con la presencia de las primeras lluvias

Cosechando la casta que fecunda la tierra

Que vuela por el tiempo

Prevalece insondable ante el fuerte sol.

Se pasarán las brisas, y la presencia kashi

Acompañaran el naciente cultivo

Esperando que se desprenda cielo

Bañando con la magia de juya

Las matas de bija el cultivo de maíz.

 

La raíz se crecer en el corazón de liwa

La alegría de mí La>ulaa

Es la alegría de la comunidad,

Que celebra con yonna

Porque la vida del wayuu

Nace con las lluvias

Permanece en woumain Jepirra. 


Glosas: Juya – Lluvia, Kepein- café, maleiwa Dios, yonna Baile, Tawalachonni – Hermanos, (anciano/viejo/abuelo)- La>ulaa, liwa – primavera

Tributo a los ancestros de mis amigos y amigas Wayuu que sembraron en tierra fértil un linaje que prevalece en la menoría de los Tawalachonni.

 

 

Vientos Alisios 

Irrumpe los vientos alisios cuando despierta el día

Predicciones de lluvias de pesares de risas y alegrías

Los niños corren bajo los colores del arcoíris

En las calles y en las rancherías

Armonizando la sabia del cactus

Con fragancias y armonías.

 

Inspiración para el canato del turpial

El cardenal lleva su grito por la senda de la ranchería

Inspirado al ambiente con el tierno canto del Jayeechi

Que los ancestros cantan con alegría.

 

Los vientos alisios son tan propios

Como la sangre que inflama la vida

llegan con la madrugada el alba y la brisa marina

Acariciando el desierto, la pampa

 la serranía de montes de oca la de Jepirra y macuira

El halito puro que trasciende el agua

En el firmamento el desierto y la mina.

 

Inspiración que alimentas los sueños

Del wayuu, en las sendas de las estrellas

Al acompañar su salida por las trochas oscuras

Como espejo de agua y el cristal de la salina

Llevando por las sendas de a pie 

Las historias de Púloui y del Wayuunkera:


 

Glosas: Jayeechi: cantó del hombre wayuu donde menciona sus riquezas También se las dedica a las mujeres wayu

Púloui: mujer misteriosa que habita en diferentes lugares

Wayuunkera: figura hecha con barro las niñas wayuu la utilizan para jugar como una muñeca, tiene la forma humana.

 

 

La magia de vivir

Quien nos va quitar magia de vivir

La presencia de los recursos en la piel

El sollozo aliento de las miras

el tiempo no borra huellas de lo que somos.

 

Como ser despedida en lo que vivimos

en las gotas de lluvia que caen al mirar el cielo

como no ser milagro en la plegaria pronunciada

como no extender la mano a quien lo espera.

 

Imagen de lo que algún día soñamos

es caminar por la vida, es sonreír con los años

cuál será la nube que refresca las ganas de bebernos

 de tocarnos de saber que existes en cada sonrisa.

 

Quien sino el que permitió la vida

El que limpio las heredas roídas por el camino

Quien el que sano nuestros temores

En la melodía de los besos, en la sinfonía del suspiro.

 

Las arenas del tiempo son prisiones del recuerdo

 cuando te dejas llevar por impresiones

y en silencio Dios, actúa en el kairos,

de su amor en la Espiga del tiempo.

 

La magia de vivir es presencia de lo sublime

Suspiro que se ahoga en la mira

Fruto del amor que no tiene tiempo

 Tesoro es saber que existe,

 es saber que estaré al filo de la noche

en tus seños acariciando

con besos la magia de tu cuerpo.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,63 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «La magia de vivir»

Déjanos tu comentario