NUEVAS VOCES DE LIBERTAD

Oscar Javier Correa Chimá

 

CONDENA

Y volverán los desiertos a tu boca

y se tatuarán tus labios de desdicha.

Cada vez que quieras emprender el vuelo,

hallarás un velo de sombras y tristezas

anclado en el tiempo incólume de tu infancia.

 

 

GUARDEMOS ESE DÍA

Guardemos ese día

en que tus cabellos crearon arcoíris

entre las alas tiernas de la brisa

mientras las nubes cómplices

corrían alegres hacia las montañas.

Salvemos el recuerdo de aquella llovizna

que incendiaba los latidos en nuestros pechos.

Abracemos la nostalgia de aquel barro

que saludaba sin premura

el contorno de nuestras huellas húmedas

y hoy todavía espera una lluvia nueva.

Escribamos sobre las hojas del tiempo

la adrenalina que quedó impregnada

en los instantes detenidos,

la sinfonía de los suspiros

que dibujaron sudores en tu cuello

y el olor a tierra mojada

de esos besos que aun anidan en la memoria.

 

 

LLUVIA NOCTURNA

Bailan las hojas del mango,

cantan las hojas de plátano

tiemblan los pétalos vírgenes

de las petunias y las rosas,

sus cuerpos escurren un sonido blanco.

Por cada golpe de las gotas de lluvia que acarician sus tallos y sus hojas

nace una sinfonía interminable

que inunda todos los paisajes.

La brisa toca con fuerza

una melodía que zumba desde el horizonte

los truenos responden

con un lamento lejano

que se disipa en los espejos y se quiebra en las ventanas.

La luz se esconde ante el primer relámpago

y la oscuridad se baña de humedad

agitando el corazón de los mosquitos

que sacian su sed roja.

Llueve a cántaros y no cesa,

el cielo llora desconsoladamente,

la música nocturna de la lluvia

se acurruca en el caracol de los oídos

dejando que el tiempo se detenga

en los ojos que pierden su lucha contra el sueño.

Al final, el silencio fresco se apodera de la noche

y todo vuelve a la calma.

 

 

MUJER DE ALMA ACORAZADA

Ella,

sencilla y menuda,

de un alma más grande que su cuerpo

de corazón de piedra preciosa

y de sueños que rozaban el cielo,

un día cualquiera

se vistió con el fulgor de la primavera

en busca del amor sincero,

lo encontró en instantes sublimes

lo contempló como a una imagen compleja,

ensimismada con su hálito enigmático,

pero se perdió en el laberinto

de sus mil caras.

Poco tiempo, después

releyó las páginas del silencio

y encontró un monumento de ensoñaciones,

fustigó sus sienes con recuerdos undívagos

de besos ardientes y traicioneros

que surcaron sus labios candorosos

y arañaron sus entrañas, su pureza y utopías.

Ahora,

resurge como el ave fénix

con el Alma acorazada

como una perla dentro de la ostra.

Hoy, lejos del lodazal de sus pesares

descansa sobre una nube apacible

y por fin, descubrió

el verdadero amor entre los libros

y su eterna liberación en la poesía.

 

 

NUEVAS VOCES DE LIBERTAD

Se vislumbra un nuevo despertar

las cabezas se empiezan a alinear

los corazones gritan arengas

que estremecen las banderas

El espíritu colectivo

edifica ecos de esperanza

que retumban en las fosas

Las calles se explayan con las bocas de la masa

La sangre derramada

aviva las llamas de libertad

El camino es infinito

lleno de sombras y perdigones

de balas hambrientas de almas

de monstruos de guerra

que cercenan la luz y amordazan utopías.

RENOVACIÓN, LIBERACIÓN, EDUCACIÓN,

PROGRESO, EQUIDAD, ALIMENTO, SALUD, VIDA…

son clamores desterrados

por los que llegaron alguna vez

infestados de soberbia y maldad

con ímpetus de depredador

a comandar el barco sin timonel

y ante el primer oleaje

mancillaron a su pueblo

y disiparon sus ideales

en las fauces del poder.

 

Ahora, nuevas voces florecen

como campos de girasoles

resurgen de las brechas,

se alimentan de ilusiones.

preparan sus armas inocuas

contra los bárbaros enemigos de la paz

Sus ideas serán su escudo…

Inevitablemente,

esa lucha eterna por la democracia

cobrará más muertes.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

6 comentarios en «Nuevas voces de libertad»

Déjanos tu comentario