ANOTACIONES PARA UN BESTIARIO PERSONAL

Jesús David Buelvas

 

I

La hormiga que atraviesa esta hoja

me plantea un desafío.

Me concentro en su andar circunspecto

y curvilíneo

y me asusto de su pequeñez

de su insignificancia

de su esperanza por encontrar cualquier miga

de lo necia que es en su búsqueda

hacia un horizonte distinto

a los bordes de esta hoja.

Aguardo a que se detenga

a que desocupe mi hoja de papel pulcra

completamente blanca.

Aguardo a que se decida de una vez por todas

a dejar esa inquietud

que se convierte en mi ansiedad

en esta forma de ver a la hormiga

atravesando el papel

en que me dispongo a escribir.

Como ella se muestra irresoluta

hago un arco con mis dedos

la disparo hacia el vacío

donde la hormiga se pierde.

Cierta sensación de pesar me invade.

Comienzo a buscarla

como si me hubiera acostumbrado un poco a ella.

 

II

Busco en el diccionario una definición

que me permita entender

la conducta de esa araña que hace rato

me vigila desde lo alto del techo.

Me entero de que no es un insecto.

Entre sus costumbres de monstruo

casi mitológico

yo podría estar catalogado

como un apetitoso plato.

Solo sería cuestión de equivocarme

para terminar enredado en esa trampa.  

 

III

Intentas atrapar una mosca

pero la estrategia no te ha funcionado.

Antes deberías conocerla

un poco más.

Eso podría convertirte

en un experto cazador de moscas

en domingo por la tarde

cuando todo a tu alrededor

se escurre hacia el silencio

y tú sintiéndote frustrado

luego del manotazo que la víctima

gracias a su cámara de ocelos

ha logrado evadir.

Deberías saber

ella sobrelleva su poco tiempo

sin importarle siquiera

qué día marca el calendario.

Se conforma igual

con un terrón de azúcar

que con posarse en los excrementos

o sobre tu mano

que ahora se prepara

para intentarlo de nuevo.

Con su gesto burlesco espera

sin considerar el peligro

que representas

para su corta existencia

la cual puede parecerle un poco tediosa

esta tarde de domingo

en que intenta escapar una vez más de ti.  

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando...

8 comentarios en «Anotaciones para un bestiario personal»

  1. Angélica María Sierra Franco

    Gracias por los poemas. Me conecto mucho con la temática animal y la reinvidicación o incorporación de la especie. Muchas gracias, de esta manera no nos sentiremos tan distantes quizás menos humanos. Un abrazo. Aplausos.

  2. Minerva Yedenira Cid Zamora

    Escritor, me sorprende leer sus poemas; primero, debido a mi desconocimiento por el gusto de ese género en usted; segundo, porque es tan particularmente raro leer obras dedicadas a insectos. ¡Vaya, que lo ha hecho muy bien!

    Gracias por compartirnos sus creaciones.

  3. JESÚS DAVID BUELVAS. Buenas noches, felicitaciones por ésta nueva perspectiva naturalista de hacer poesía. 🙏👍📒📘📚📓📙🖊️🖋️✏️✒️🤗

    1. Leerte me confirma que la poesía no se debe escribir únicamente sobre cuestiones melifluas, románticas o apasionadas. Tu pluma demuestra que el Poeta es el gran observador del entorno, poseedor de una sensibilidad inconmensurable que le permite desentrañar la poesía de lo más recóndito e inesperado de la realidad.

Déjanos tu comentario