ALMA DE MUJER

Angela Penagos Londoño

 

Diosa serena

La rosa es la diosa serena

de la tierra.

Nació para ser vista

y sus pétalos

son cuentas de rosario

que caen sobre el prado

como un origami

disfrazado de pájaro.

Entona la canción

con el acertijo de las espinas,

se balancea

entre la bruma

y la hierba.

No temas muchacha

no temas,

estás a la altura

de tus candentes labios.

Las mariposas agotan el polen

por el afecto a la flor,

posan sus alas

en las esquinas rojas

del amor.

La rosa es un laberinto

             un ahora

             una isla

en los párpados del sueño

en la sombra.

 

 

Caminos

Los caminos dejan secretos

colgados en las ramas del naranjo

y alumbran en lejanía.

 

Desde el amanecer

los nidos

se mueven entre los gajos,

la corriente lleva nervaduras

sueltas en el abandono

del río.

 

Los pasos espolean el espíritu

y el arriero marca huellas

en el brío del aire

y en la niñez de las piedras.

 

Ahora…

se han quedado solos

completamente solos

sin miradas, sin sosiego

sin historias.

 

 

Alma de mujer

 Una mujer tiene alma

de sol entero

trae reflejos de ternura

y la música de los afectos.

 

Una mujer conoce

La luz del paraíso

que mira a veces

en la costumbre

de su oficio.

 

Una mujer imagina

la vida en plural

camina por las calles

con esa amiga

que conoce el sufrimiento.

 

Una mujer

se levanta muchas veces

crea nuevos sueños

en esta ciudad

de muros ásperos

que la mira desde lejos.

 

Una mujer

es una mariposa

en vuelo

y en su metamorfosis

roza la muerte

para seguir viviendo.

 

Una mujer

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,56 de 5)
Cargando...

5 comentarios en «Alma de mujer»

  1. ANGELITA PENAGOS LONDOÑO muy buenos días apreciada amiga, te felicito por estos hermosos poemas que poseen tu bella esencia con una sensibilidad arrolladora que proyectas con impresionantes y excelsas imágenes. 🙏👍🌻💐🌸✨📙📓📚📘📒🖊️🖋️✏️✒️🤗

Déjanos tu comentario