EN LA GUERRA

Jesús "Chucho" Peña

 

Mujer

Tejida en filigrana de oro y plata

hilada en el corazón de Dios

trenzando el cariño y el coraje

que endulza los caminos

de los nuevos y antiguos rebeldes

 

Tu nombre es la risa de la libertad

el himno de la revolución

en los oscuros montes sometidos

ruborizado con la sangre de tus hijos

 

Tu nombre marcha en una bandera roja

como un paisaje comunista

que desde el vientre de una trinchera

rompe cadenas coloniales

con la pasión de mujer enamorada.

 

 

 Parca

Anida la parca en cada batalla

descalzando los espantos de la guerra

inapelables temores de los hombres

madrigal azabache en la sombra

en el fatal crepúsculo muerto

 

Atormentados rostros cantan

melodías rojas antes de partir

para acariciar caminos en otra vida

sin anhelos de restauración

 

Cesó la horrible noche enrojecida

agoniza el anhelo de un pueblo

en las balas asesinas de los hombres

que renunciaron a la libertad

y mueren en el silencio de la guerra.

 

 

Nostalgia

Sentirás nostalgia de patria en mis versos

que medio siglo de guerra esculpieron

venganzas cuajadas en el corazón del monte

amamantando con odio los hijos de la tierra

 

Verás que la pausa dramática de la selva

anuncia muerte y desolación sin recelo

enmarañando en el tártaro del edén

en el valle del camposanto

 

Verás que aún sacude el corazón del pueblo

 la trinchera verde que la guerra quemó

y dejó la esperanza desvestida y bañada

en el lomo de una montaña enrojecida.

 

 

Descanso

La guerra se acuesta de un lado del campo santo

se apagan los fusiles que amparaba la vida

y encienden las ráfagas que someten

 

Se duerme la guerra contando muertos

arrullando tormentos sin ilusiones

detrás de una trinchera negra

 

Descansa la guerra bajo la montaña

ocultándose de las personas

que los generales prostituyeron.

 

 

En la guerra

El alma cae por pedazos

sangrando los ojos del sol

se viste de andrajos la luna en la noche

se cubre con las alas tristes de todos los días

 

Afligidas letanías cantan en los cielos

mezcladas con los indiferentes vientos

sumergidos en la trinchera de la muerte

donde solo habitan los cuervos

 

Abominables seres infernales

danzan desnudos en las fosas envejecidas

Alimentados con la miseria de los hombres.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,13 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «En la guerra»

  1. Hermosos poemas llenos de tristeza, dolor, coraje por una patria que ha sido mancillada vilmente.
    Gracias, escritor, por obsequiar al mundo el fruto de su inspiración.

Déjanos tu comentario