Saltar al contenido

MI NIÑA

Mónica Gancedo

 

Ilusiones

Ojalá algún día golpearas mi puerta,

Y tu voz secuestre mis horas muertas,

que caminan sin aire esperando tu vuelta,

perfumando de olvido las mañanas quietas.

Ojalá que llegues antes que amanezca,

Para ver la luna besar las estrellas.

 

Si vuelves un día a golpear mi puerta,

Y juegas con mis sombras somnolientas,

píntale su cara con bulliciosas primaveras,

riega mi jardín alfombrado de hojas secas,

ojalá que llegues antes que anochezca,

porque este sueño mío es amor a ciegas…

 

Golpea mi puerta antes que la tarde muera,

Y el arcoíris se esfume cuando el sol me deja,

ojalá que un día retornes en silencio,

y encuentres tus besos en mi alma desierta.

Si vuelves al nido despeja las tinieblas,

y devuélvele a mi vida toda su tibieza….

 

Ojalá los sueños retornen a mi tienda,

y te regale aromas de felicidad eterna,

se impregnen los rincones de tu presencia,

y en cada pasillo las luces se enciendan,

si vuelves un día a tocar mi puerta,

que la lluvia pinte en los cristales huellas.

 

Que demoren en despertar mis ilusiones,

que los latidos del corazón peguen volteretas,

que envuelvan el aire las madreselvas,

y con los ojos cerrados el amor suelte riendas.

ojalá que llegues antes que amanezca,

porque si no vuelves moriré de pena…

 

 

Sin adiós

La gente se marcha,

dejando a su paso migajas,

dejando en vaivén los sentimientos,

dejando vacía la casa…

 

La gente te deja,

sin saber el dolor que causa,

sin anunciar su ausencia,

sin decir una palabra…

 

Hay muchas miradas,

que deambulan serenas,

y otras que revolotean,

deshojando lágrimas…

 

Cuánta gente pasa sin mirarnos,

otras dejando surcos de estrellas,

miles cantando sin alma,

y pocas amando con ganas…

Pasa la gente por tus ojos,

y muchas quedan enrejadas,

laten en el corazón para siempre,

siendo remanso donde las heridas se lavan.

 

Si esa gente de barro supiera,

 que el viento las vuelve polvo,

que la lluvia las desarma,

y los soles las queman con sus llamas…

 

Pasa la vida, y la gente se aleja,

la gente te deja, la gente se marcha…

Pero dejan su aroma en el aire,

y un corazón sin latidos la reclama.

 

 

Mi niña

Te encontré mi niña,

hurgando rincones,

buscando las huellas,

de la infancia dormida.

 

Te encontré vagando,

por la calle oscura,

dibujando sueños,

sin culpas ni heridas…

 

Cuántas madrugadas,

pintaste la luna,

colgando en su boca,

canciones de cuna…

 

Mi niña, tan solo te pido,

devuélveme las risas,

que olvidé en los pasillos,

de noches perdidas…

 

Te encontré mi niña,

y estoy confundida,

ya no reconoces,

mis dulces caricias…

 

Quédate un ratito más,

no corras de prisa

ya no queda tiempo,

para despedidas…

 

Despliega tus alas,

juega a la rayuela,

inventa escondites,

que nadie te mira…

 

Camina descalza,

sorteando los charcos,

que deja el chubasco,

en las tardes tibias…

 

Calmaré mi noche,

con tu vuelta mi niña,

para no perderme,

¡bordaré el camino con tu sonrisa!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

2 comentarios en «Mi niña»

  1. Excelente cm siempre tus bellas palabras q nacen del fondo d tu corazón.las veces q nos preguntamos cm es posibles los brotes y expresiones d palabras para cada detalle q deseabas expresar los momentos innolvidables que a tu paso dejan.gracias y q Dios t ilumine hasta el último día d tu vida.x siempre tu amiga y compañera d siempre.❤️?⚘️⚘️

Déjanos tu comentario