POEMAS DE ARTE MENOR

Roberto Enríquez Izquierdo

 

Nido Aromático

de Rosas y Jazmín

Con tu cielo y mi cielo

haremos para siempre

un nido aromático

de rosas y jazmín.

Donde el sol y sus rayos

colmados de dulzura,

de una paz infinita;

bañen tu corazón.

Y en tu surco de cielo

sembraré mi semilla

para unir nuestros cielos,

nuestro nicho de amor.

 

 

Ventana Cristalina

 Hoy la luna

me refleja

melodías

en canción.

 

 Mi ventana

cristalina

me llamaba

al balcón.

 

Con recuerdos

presurosos,

su cabello

de color.

 

 

¡Por eso, Te Adoro Tanto!

 

Te quiero mucho, te quiero

Lo afirmo sin ningún miedo.

Te quiero porque me nace,

Por tu cariño que ensalma.

 

Te quiero mucho, te quiero

Por esa boca agradable

Y porque te llevo dentro

En lo profundo de mi alma.

 

Por tus caricias de luna,

Por ese fuego de encanto,

Por ese aroma de lirio

¡Por eso, te adoro tanto!

 

 

Miel en tus Ojos

Tierra Musical

 

Remansos de cielo

habitan las nubes,

inquietas tus manos

la pasión las mueve.

 

Bajo suave brisa

incrustada en tu alma,

sonata infinita

tus labios cantando.

Es una locura

tu cabello suelto.

 

¡Quédate! Conmigo

Soledad que habitas.

Hay miel en tus ojos,

fresas en tu rostro,

tierra musical.

 

Estabas absorta.

Solté en delirio

lluvia de caricias

y aumenté mi aforo

en caudal de besos.

 

 

Solo, solo para ti

 

Los aromas,

los colores,

las mil flores

del jardín.

 

La ternura,

las caricias,

melodías

del cantor.

 

Las sonrisas,

la dulzura

solo, solo

para ti.

 

 

¡Qué Hermosa Mujer!

 

Radiante blanca aurora

mordisco cual espuma.

Un susurro de vertiente

sinfonía, canción.

 

Manzana, higo, cereza

espíritu, nereida.

Fuerza, caricia, hechizo

Perfume, mar azul.

 

Luciérnaga de ensueños

cual fractal estrellado,

lucero al amanecer

¡Qué Hermosa mujer!

 

Has viajado sin Adiós

 

Hoy me encuentro

Muy solo entre

 Este poema,

Sin pasión.

 

Describiendo

Tu figura,

Tu cabello

¡Qué dolor!

No te encuentras

 A mi lado,

Has viajado

sin adiós.

 

 

Mares de Desvelo

 

El árbol frondoso,

¡qué tiempos aquellos!,

nos brindó su aroma,

su sombra, sus frutos.

 

En sus verdes ramas

quedó tu sonrisa

y tus tiernos besos

que un día me diste.

 

Mares de desvelos

habitan sus hojas,

pálido el olvido

lo araña y sacude.

 

 

No Están tus Caricias

 

Tembló el mar,

la floresta

por tu ausencia

 sin color.

 

Estás lejos

muy, muy lejos

de los pasos

de mi sol.

 

Ya no están

tus caricias

¡Qué verano!

¡Qué dolor!

 

 

Cuando un Amor

se Despide

El camino del olvido

se recorre en la nostalgia

por cruel desamor que llega,

cuando un amor se despide.

Arribando desengaños,

y el eterno juramento

se quebranta, se vulnera,

se rompe el sutil hechizo.

Del afecto prometido

y solo queda un camino

de soledad, añoranza,

el olvido y la distancia.

 

 

Besos en Afrutada Boca

 

Me agradan esos besos

en afrutada boca

y el cutis de tus manos

de sutil algodón.

 

Tu sonrisa que alienta

el placer en mi rostro

y el brillo de tus ojos

con luz angelical.

 

Me encantan tus cabellos

de cascadas en llanto,

y su ligera aroma

me gusta percibir.

 

Tu cuerpo en hondonadas,

sus curvas recortando

y el caminar garboso,

quisiera deleitar.

 

 

Rosas entre tu Ombligo

 

Una rosa en tus ojos

De sutil aflicción,

Rosa en tus labios rojos

Con radiante color.

 

Rosas entre tu ombligo

Suavidad de locura,

Rosa alegre bajando

Curiosidad feliz.

 

Rosa en tus blancos senos

Cual remanso de cielos,

Rosa, rosa y más rosa,

Rosas de la pasión.

 

 

Eres mi Oxigeno

 

Caricias tiernas

son tus palabras,

y azul del cielo

tus bellos ojos.

 

Tu voz es música

en mis sentidos,

notas alegres

canto de pájaros.

 

Para mi aliento

eres mi oxígeno

y fresca flor

de primavera.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «Poemas de Arte Menor»

Déjanos tu comentario