NO ES SOLO EL UNIVERSO

Angélica María Sierra

 

La ciudad es el escenario de las luces que se niegan

Cada casa teje la vida con la vida que hay en ella

Los patios

sepultan

la infancia que no ha hallado escondite

Igual que los pájaros en las ventanas de acero y vidrio

donde ven reflejada su hazaña de vuelo

Desde mi balcón busco el horizonte

desdibujado por el perfil de la ciudad

Te busco en ella

en ese escenario de luces y sombras

en donde ensayamos la vida.

 

 

Las olas chocan bravías contra la base del acantilado

Su enojo se confunde con el mío

Mientras el peñasco cede

se aúna a la voluntad de la caliza

Piedra

polvo

memoria del estómago de un pez

Resistencia

derrumbe

El faro se debate entre arenas movedizas y la lejanía   

Ser horizonte o profundidad.

 

 

La vida es un collage

llena de retazos de tiempo

No sabemos cuándo se junta

el recuerdo con el sueño

el sueño con la realidad

la realidad con la vida

la vida con nosotros

Solo sabemos que estamos suspendidos en el vacío

y que algún día se cansará la mano.

 

 

Hay un momento en el día

En el que las cosas se resisten

Retienen el instante de luz

que le otorga la existencia

y solas

se entregan

Solas

sin su sombra.

 

 

No es solo el Universo

Sino el silencio que lo habita

Y digo silencio y ya no existe

la palabra anula

como un relámpago

Hiende la comisura de la tierra

y llena de polvo la boca

para nombrar sus ruinas

La palabra toca

traspasa

y hace la primavera

cuando las flores

bruma que ara sin surcos

y cae en la lluvia que se repite

Recorre

crepita en las aguas

viaja con los destellos de unas manos

que descubren la oquedad

Como la espada de un ángel implacable

perfora y unge

Estamos en ella

Es necesario saberlo

Todo lo demás

Es solo presentimiento.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

1 comentario en «No es solo el Universo»

Déjanos tu comentario