MADRE

Adalin Aldana Misath

 

Madre

Mi más bella melodía

Dulce arpegio de mi vida

Linda mi madre querida

Luz radiante de mi día

Sin ti yo nada sería

Me concebiste en amor

Eres tú  la hermosa flor

pura oliente y perfumada

Eres la mujer amada

Donde acaba mi dolor.

A veces quiero detener

El pasar de muchos años

Para que no causen daños

A la más preciada mujer,

Ella, que me ha dado el ser

En su rostro se refleja

Lo que ha sufrido mi vieja

En esta vida indolente,

Su pasión es permanente

Madre, de querer no deja.

Déjame besar tu frente

Si lloro seca mi llanto

Ahuyéntame el espanto

Que me vuelve incompetente;

Eres tú la pura fuente

De agua viva y cristalina

Eres la estrella divina

Vigilante de mi andar

Es tu presencia el altar

Donde mi alma se reclina.

Recibe madre querida

Todo el sentimiento mío

Por ti canto, lloro y río

Soy la sangre de tu herida,

Traigo el alma conmovida

Sólo por pensar que un día

Sin ti yo me quedaría

Porque nada es duradero

Y si yo muero primero

Me llevaré tu alegría.       

Estos versos son las flores

Que entrego a la madre mía

Quién con alma de poesía

Me arrullaba en mis albores;

Cuales pájaros cantores

Con perfume embriagador

Y que  a pesar del dolor

Sonríe al darnos la vida

Así es mi madre querida

Vivo para darle amor.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,78 de 5)
Cargando...

5 comentarios en «Madre»

  1. Roberto Enriquez izquierdo

    Bella descripción de tu madre, Adalin. Hermoso cuando sincero expresas: «Así es mi madre querida». Admirable cuando le haces tu promesa: «Vivo para darle amor». Felicitaciones.

Déjanos tu comentario