Saltar al contenido

EL TIEMPO DE LA OLA

Sabrina De Canio

Traducción de Emilio Coco

 

DÍAS

En el giro de los días
como discos de vinilo
nos rayamos
debajo de la aguja.
La música
no es casi nunca suave
arañazos, saltos
forman parte del conjunto.
Nuestra única canción
a veces,
termina antes que el final.
El lado b
no es siempre paraíso.


 

GIORNI

Nel giro dei giorni
come dischi di vinile
strisciamo
sotto la puntina.
La musica
non è quasi mai soave
graffi, salti
fanno parte del pacchetto.
La nostra unica canzone
a volte,
termina prima della fine.
Il lato b
non è sempre paradiso.

 

 

EL TIEMPO DE LA OLA

En el tiempo de la ola
que arrolla

me encanta
y me espanta
tu carcajada
y este dolor
que arde y combustiona
con furor ciego.

El de otros fuera de juego
como un misil en la sala.


 

IL TEMPO DELL’ONDA

Nel tempo dell’onda
che travolge

m’incanta
e mi spaventa
questa tua risata
e questo dolore
che arde e combusta
con furore cieco.

Quello altrui fuori gioco
come un missile in salotto.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

1 comentario en «El tiempo de la ola»

  1. Sabrina, tus poemas a pesar de ser breves, son intensos y bien cargados de significados. Me han gustado mucho los dos!!
    Qué acierto más asombroso el símil del día a día con un disco de vinilo!!
    El lado A entiendo yo es la rutina, una vieja y antigüa conocida capaz de ser apreciada por unos pocos (como los propios discos de vinilo en sí). Una rutina segura pero rayada por ser tan repetitiva bajo la aguja del reloj que marca el paso del tiempo desde otra esfera. Y ahora me vienen las palabras de Siri Hustvedt «nos hemos equivocado, el tiempo no es circular»…
    Y en esta rutina los imprevistos incluso dolorosos, la tiñen de color. Me encanta el final de Días «Nuestra única canción
    a veces,
    termina antes que el final.
    El lado b
    no es siempre paraíso» La vida truncada que nos hace traspasar la línea de la vida conocida y el miedo de lo que hay al otro lado.

    El tiempo de la Ola, me ha tocado también! Esta ola que nos quiere igualar privándonos de nuestra idiosincrasia, ante la utopía de una igualdad que no puede ser más engañosa y empobrecedora, como las distopías sociales en el libro Fahrenheit 451 de Bradbury o 1984 de Orwell, en este tiempo tan difícil de combatir y al que resistir, la carcajada (es más que la risa y es siempre algo sincero e imposible de imitar, ya que sale de manera espontánea) y el amor («y este dolor/que arde y combustiona/con furor ciego.») que es más que la simple atracción que tendemos a equivocar con amor («El de otros fuera de juego/como un misil en la sala.») (Siempre nos parece que nuestro amor es diferente y mucho más fuerte que el del resto de seres humanos que nos parece cual juego de amores ante la imposibilidad de explicar los tormentosos sentimientos amorosos que nos atrapan) vistos como la única salvación dentro de la ola gigantesca y por ello imparable…

    Un saludo cordial

Déjanos tu comentario