Saltar al contenido

MIS PRIMEROS PASOS

Demosthenes - Dimitrios Despotidis

 

Nacimiento

Mi nacimiento fue,

en horas de la noche,

en hora oportuna,

los cielos estaban abiertos.

 

Muchas luces encendidas,

mas solo una trémula

alumbró a mi alma,

la luz del amor,

la luz de la sensibilidad.

 

Gran acontecimiento

mi nacimiento.

Trajo alegría a tanta gente,

a tantas almas solitarias.

 

Alegría y esperanza al mismo tiempo,

esperanza y luz,

luz y resurrección.

Renovación del alma,

prolongación de la vida,

bendición y amor juntos,

la combinación perfecta para una vida floreciente

 

Mi nacimiento ocurrió

en horas de la noche

en el cambio de la hora,

en la transición de la oscuridad a la luz,

decisión vital,

para una vida de luz.

 

 

Mi piano

Mi piano querido,

dominas la sala de la casa del abuelo

extraordinarias y sublimes notas sacas.

 

Tus blancas teclas

con maestría una por una percuto

ligeramente acaricio con mis dedos.

 

Rememoro recuerdos

mis primeras clases

Con emoción recuerdo

mezcla de nostalgias y añoranzas.

 

Melodías celestiales

A los ángeles recuerdan,

Inundan el ambiente.

 

Cada estrofa

es una inspiración diferente

se conmueven mis oídos

en los majestuosos crescendo

acariciando las notas

todo es mágico a mi alrededor.

Rueda una lágrima,

el tiempo no vuelve atrás.

 

 

Tiempo personal

Sagrado es el tiempo personal,

monótona la vida

un día recibe al otro

sin recibir retribución

único es lo que vivimos.

 

Los instantes pasan, y no regresan atrás

perdemos nuestros mejores años,

para algo que demoró

que no duró mucho

la comodidad y la vacilación reinó.

 

Den cuerda a los relojes

anclen el momento

empoderen al tiempo

hagan tiempo para la acción, la alegría

para nosotros, para estar juntos, para el amor

dando valor al ahora.

 

El amor permanece,

las horas vuelan,

las flores se marchitan

pero con el amor, el tiempo no cuenta.

 

Caminando en la incertidumbre

de la esfera de la eternidad

bajo la luz de los astros.

Den una última pincelada de vida

Una silenciosa sinfonía

hagamos de nuestro tiempo personal,

nuestro mejor amigo…

 

 

Mis primeros pasos.

Mis primeros pasos,

lentos y firmes

muchos colores y aromas,

muchos sabores, perfumes increíbles,

en el medio un pequeño ángel,

mis manos, alas de ángel, recuerdan

 

Emoción y lágrimas mezcladas con alegría,

frente a mí un ser amado:

Mi madre me espera,

extiende sus brazos, como si quisiera protegerme

y sostenerme en el aire.

 

Corro para sumergirme en su regazo

como si quisiera volar,

como la flecha que busca su centro

como el acróbata que se atreve a sus primeros pasos

sobre una soga extendida,

tomo velocidad y arranco

un arcángel me convence.

Continua,

no tengas miedo a nada

la vida está allí, frente a ti.

¡Te espera!

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Déjanos tu comentario