Saltar al contenido

ESTÁS AHÍ

Yorledis Pabón

 

Ilusión de amor

Llegaste a mí de una manera extraña

mi corazón ya estaba endurecido

los golpes y los daños

lo habían dejado en ruinas

sus paredes se agrietaron

se caían a pedazos.

 

La cerradura se había oxidado

se sentía un frío y una penumbra

la hoguera se había apagado

y la humedad no permitía encenderla

pero tú, con tu entereza y fuerza

te atreviste a derribar esa puerta

llegaste limpiando la casa,

restaurando mi alma.

 

Curaste las grietas

y llenaste de luz mi espíritu

esa alma ya cansada se había olvidado de amar

estaba dura como el hierro, fría como el hielo

tu calidez y la ternura de tu voz me desarmó por completo

tus tiernas caricias al rozar mi cuerpo fueron encendiendo esa hoguera.

 

El fuego de mi cuerpo fue reaccionando poco a poco

tu respiración en mi nuca me envuelve en un placer infinito

siento arder mi cuerpo, ese fuego me quema, ese fuego me llena

tus manos son como leñas en mi hoguera

tus labios tímidos y cálidos se mezclan con mi boca

mi lengua y la tuya danzan como olas en la mar

encendiendo mi libido

humedeciendo mi cuerpo

sientes mi calor y humedad al tocarlo, y eso te incita a probarlo

subes y bajas provocando una montaña rusa de emociones

cabalgamos juntos hasta perder el aliento.

 

Ya nada nos apresura, estamos envueltos en esta locura

ya esto no tiene cura

por ti perdí mi cordura.

 

 

Ojos de fuego

Que tienen esos ojos, que al solo verlos me queman

me hacen flaquear las piernas

y alivia todas mis penas

esa mirada me hechiza, esa mirada me embruja

qué esconden esos ojos marrones, que llevan un misterio acuesta

me muero por envolverme en ellos y perderme en esa mirada

quisiera saber tus penas y sanar tus heridas

¿Qué escondes? ¿Qué ocultas?, quien te lastimó tanto

quiero que esos ojos me vean

arder en ellos cuál carbón en brasas

cual leña en hoguera

mi niña ¿por qué lo piensas tanto?

No temas no quiero hacerte más daño

solo quiero verlos brillar que iluminen mi vida

que ilumines mi alma

esa alma solitaria

cansada de tanto andar,

de caminar aprisa buscando a quien amar.

 

 

Estás ahí

Me siento en la orilla de la playa,

y observo la inmensidad del mar,

siempre me he preguntado ¿Estás Ahí?

Miles de kilómetros, separan nuestras almas,

ya cansadas y desgastadas,

de amores mediocres,

sé que me piensas

sé que en tu mente me llamas

si quieres encontrarme

aquí estoy no me he ido,

solo que no es ahora

es en su momento,

no es el tiempo no es la hora,

no es esta vida, ni este universo,

pero sé que estás ahí,

esperemos que el cosmos se alinee

y se ponga en sintonía,

con tu vida y con la mía,

y se acabe esta agonía…

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

1 comentario en «Estás ahí»

Déjanos tu comentario