Saltar al contenido

PERDIDO

Magda Liliana Plazas

 

Inmortal

Te hice inmortal amado mío,

cuando decidí plasmar nuestra historia en cada verso

qué escribí con sangre de mi corazón.

Inmortalicé tu sonrisa, sellé tus labios a los míos

solamente porque sí.

Inmortalicé este amor que era solo mío,

creado para ti en versos, prosas, letras sueltas

en el universo cibernético,

en una simple hoja de papel.

No importó qué el tiempo se hiciera aliado

de la distancia que nos mantuvo unidos

en un sentimiento que fluyó

en mis letras escritas para ti.

Te hice infinitamente grande en este mundo literario

en mi mundo y en tu mundo

este amor

será inmortalizado.

 

 

Perdido

Se perdió un día en el escabroso ruido de la nada.

Se perdió cuando viste sus ojos y no te gustaron

dejaste de ver el destello que de ellos emanaba.

Se perdió cuando su sonrisa se convirtió en ruido.

 

Se perdió cuando su boca era la invitación al pecado

no el dulce sabor de los enamorados.

Se perdió cuando su cuerpo era solo sexo

no el refugio cuando estabas cansado.

 

Se perdió cuando la aurora era el inicio,

no un motivo para regresar.

Se perdió en la lluvia bajo la que puedes bailar.

Se perdió cuando las palabras perdieron valor en cada latido.

Se perdió el amor cuando dejaste de ver, oír, saborear la vida.

 

Se perdió el amor en el olvido.

Se perdió…

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

1 comentario en «Perdido»

Déjanos tu comentario