Anita Piscazzi

(Acquaviva delle Fonti, Italia) poeta, pianista y chercheur se ocupa de los estudios etnomusicológicos y didáctico-musicales. Ha publicado las colecciones poéticas: Amal (Palomar, Bari 2007), Maremàje (Campanotto, Udine 2012), Alba che non so (CartaCanta, Forlì 2018), Ferma l’Ali, cd poético-musical (desuonatori, Lecce 2020). Sus poemas aparecen en “Ossigeno Nascente” (Atlas de poetas italianos contemporáneos del Departamento de Filología Clásica e Italiana Alma Mater Studiorum – Universidad de Bolonia), en varias antologías, entre ellas “Humano, demasiado humano” (Aragno, Turín 2016), en blogs literarios y plataformas de grabación fonética de poetas contemporáneos de todo el mundo como “PoetrySoundLibrary” de Londres y “Voices of Italian Poets” de la Universidad de Turín. Traducido a varios idiomas y al español por Emilio Coco en Poesìa de ida y vuelta / Poesie di circa di circa di circa (Prosa Amerian Editores, Argentina 2013). En georgiano de Nunu Geladze en Cuando los países duermen, (Vida feliz, Milán 2019) para el Festival Internacional de Literatura Tblisi 2019 en Georgia. Participa en festivales literarios poéticos y musicales tanto en Italia como en el extranjero. Es Premio Isabella Morra 2017 y Premio InediTO 2017. Sus poemas fueron interpretados por Lella Costa en la Feria del Libro de Turín en 2017, en SanMarinoRTV y en RaiRadio3. Ha colaborado en proyectos poético-musicales: “Alda y el soldado de rock” con Eugenio Finardi y Cosimo Damiano Damato, “Ferma l’Ali” con Michel Godard y el proyecto teatral: “Miss Kilimanjaro” en Kenia para “Avis for Children” con Lidia Pentassuglia. Escribe para varias revistas poético-literarias et est commissaire de la rubrique musique et poésie du "Simposio Italiano", un magazine bilingue français.

Aún no estaba a tu nombre

Aún no estaba a tu nombre, un gorrión viene a verme. Todas las mañanas desde las ramas me mira.
Ese momento es antiguo, ese gorrión
me fija en el corazón. Mi ojo solo ve lo eterno.

No conoces el camino

Algo se ha perdido, la felicidad, la lección del mar, la voz de quien he amado, el «llámame cuando termines». Pero todo nos da el universo sabe encontrarnos después de mil años…