SOY LÍDER

Johana Campos

 

No hice la tarea

Desde mi escritorio inundado de papeles, veo más de treinta pequeños sentados frente a mí,

atentos a cualquier palabra que salga de mi boca, soñando cada uno en lo que serán de grandes.

En comprar el carro, la casa, en darle todos los lujos a sus padres, en pasear y hacer todo lo que ven en la tele.

Las vidas perfectas que venden las pantallas.

¡Se ven tan frágiles!

¡Inocentes soñadores!

Son arcilla en mis manos.

Si cuando llegaran a grandes no han entendido el valor de la tierra,

si no sienten en los huesos el dolor de su hermano y si no hacen caso a las voces de los ausentes,

entonces tendré que ponerme cero, porque es seguro que no hice la tarea.

 

 

Marimba

Escuchaba la marimba y sentía la brisa del océano que no conozco.

Sentía mi corazón desenfrenado al compás del tambor.

Sentía el ritmo del fuego en mis caderas que quizás en vidas pasadas fueron de negra.

Imaginé la luna reflejada en el mar y en mis pupilas.

Sentía la sangre palpitante en mis venas.

Temblaban mis manos enredándose en tu cuello

mientras nuestros cuerpos vibraban con las notas refundidas en el viento.

Sentía mis pies cubiertos de arena haciéndose punta buscando tu boca.

¡No era la marimba!

¡Eras tú!

Yo tenía los instrumentos, la leña seca, la arena, el mar, la luna, la brisa;

Pero llegaste tú y me trajiste todo.

Me trajiste la melodía, el fuego,

tus huellas en la arena junto a las mías,

la luz de la luna en el mar y el aroma de una brisa infinita.

¡No es la marimba!

Es quien trae la magia de sentir cada nota en el corazón y la hace suya para siempre,

o bueno, por el tiempo que quiera que dure su canción.

 

 

Soy Líder

Cuando mis pasos fueron de líder entendí que no eran mis pasos,

no eran solo mis pasos, ni los pasos de mi familia

ni los pasos de mis amigos ni los pasos de mis hijos

ni de mis conocidos

Eran los pasos de compatriotas tan cansados como yo.

Eran los pasos de niños hambrientos.

De madres que envejecieron esperando a aquel hijo atravesar la puerta.

De jóvenes buscando mil excusas para no enlistarse porque sienten en la carne el precio de la libreta.

Eran los pasos de ambientalistas luchando por el mundo contra el resto del mundo.

Eran los pasos de campesinos desterrados obligados a cosechar en el cemento.

Eran los pasos de La paz, que anda con sus pies llenos de ampollas, lastimados, arrastrados,

recorriendo extremo a extremo el territorio buscando unos zapatos que la lleven con firmeza.

Entonces, si me preguntas por qué soy líder, sin duda tendré que decírtelo amigo mío.

Soy líder porque soy montaña, porque soy esperanza, porque soy riqueza,

porque soy temple, porque soy lucha, porque no soy otro del montón.

Soy líder porque estoy convencida que el cambio es posible

y antes de ser modelo, arquitecta, militar abogada, psicóloga,

maestra albañil, enfermera vendedora as, sastre, poeta estilista

estudiante, ama de casa, quiero seguir siendo líder,

porque en mis venas no solo corre sangre, también corre mi tierra.

y a cualquiera que tú le preguntaras cuál es el mejor trabajo del mundo,

tenlo por seguro que te dirá, ser un líder.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando...

4 comentarios en «Soy líder»

Déjanos tu comentario