FALENCIA DE LA AFIRMACIÓN MADRE SOLO HAY UNA

Nidia Cavadía Martínez

Años tras año hemos escuchado la frase “Madres solo hay una” y de tanto hacerlo, son muchos los que sean convencidos que es cierta. Después de reflexionar, me atrevo a decir que esa afirmación es falsa. No se sorprendan, no se apresuren a pensar que estoy errada, lean antes de hacer cualquier acotación.

Humildemente quiero compartir con todos mis lectores el argumento que tengo para hacer tal afirmación. Cuando digo que “madre no solo hay una” es porque sencillamente, estoy pensando en las razones por las cuales una mujer decide ejercer la maternidad; y a partir de ello, me atrevo a hacer una clasificación que espero ustedes la compartan o la difieran.

En la primera clasificación, están las MADRES POR NATURALEZA, son aquellas que por su género asumieron que ser mujer es sinónimo de dar vida y por ello, tuvieron sus hijos, los que Dios les concedió y se dedican a cuidarlos y quererlo a pesar del mar de dificultades y carencias.

La segunda clasificación la integran las MADRES NO PLANEADAS, son todas aquellas mujeres que nunca planearon traer hijos al mundo. Por otra parte, están las que tienen la vocación de ser protectoras, en muchos casos, de los hijos de sus familiares.  

En el tercer grupo, están las MADRES POR DECISIÓN, pienso que a este grupo deberían pertenecer todas las mujeres pero lastimosamente no es así; unas porque Dios no les concedió la maternidad; otras porque el afán de vivir apresuradamente las ubicó en otro grupo. Al grupo madres por decisión, pertenecen todas las mujeres para quienes el ser madres en la vida ha sido una condición maravillosa, aquellas para quienes los hijos son el más grande motivo de sus vidas, ellos despiertan sentimientos que las llevan a pensar siempre en sabias decisiones.

Hay un último grupo, que he llamado las MADRES POR AMOR, a este pertenecen todas aquellas valientes mujeres que, ante la imposibilidad fisiológica de concebir, deciden adoptar, este gesto permite ejercer una verdadera maternidad cambiando la vida de muchos niños y niñas que viven para traer felicidad y amor a sus hogares, esas madres del amor crían a sus hijos igual que lo hace una madre por decisión, con mucho amor.

Las madres del amor, son a mi juicio el grupo más relevante por cuanto pienso se debe tener un espíritu muy solidario, ser muy arriesgada pero sobre todo, muy decidida para aprender a querer a un ser tanto como si lo hubiese concebido.

Comprenden ahora, señores lectores, por qué afirmo que no es cierto que madre solo hay una. Hay de toda clase.

Finalmente, invito a todas las madres lectoras a ubicarse en esta, mi personal clasificación y, sobre todo, en esta fecha, invitarlas a que si Dios no le ha permitido pertenecer al grupo de madres por decisión lo hagan POR AMOR.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, promedio: 4,57 de 5)
Cargando...

23 comentarios en «Falencia de la afirmación madre solo hay una»

    1. Ana Esther Riaño Herrera

      Excelente mi querida amiga, muy bueno sería, encontrar todas esas madres dentro de una sola. Bendiciones por tus escritos preñados de interesantes reflexiones. Abrazos.

    2. Madre por decisión, allí me encuentro. Interesante clasificación y trabajo analítico, propio para seguir conmemorando y celebrando a todos los tipos de madre, no solo este mes sino toda la vida.
      ¡Felicitaciones, escritora!

Déjanos tu comentario