Saltar al contenido

EL CABALLERO ANDANTE

Patricia Oropeza

 

Sin ti

Traduciendo caricias a palabras,

con un poema que toque tu alma.

 

Buscando en el diccionario,

cuál de todas es la adecuada,

para lograr, que voltees hacia mí tu mirada.

 

Conjugando verbos,

que solo existen cuando tú los hablas.

 

Definiéndote con conceptos,

que solo existen en mi alma enamorada.

 

Caprichosas letras,

que llegan de la nada,

saltando una a una,

como lágrimas guardadas.

 

Difusas y lejanas,

son ahora tus miradas,

el invierno las congela,

mis palabras no les llegan.

 

Cada día sin tu amor,

no es nada,

se van perdiendo como el sol,

que se duerme a mis espaldas.

 

 

Caballero andante

En cada resquicio de la eternidad,

percibo tu esencia,

tu divinidad.

 

Has dejado huella imborrable

en tu andar,

cósmicamente, presiento tu llegar.

 

El multiverso es pequeño,

cuando junto a mí estás,

todo lo puedo,

si tu mano me das.

 

Caballero andante,

de sonrisa indeleble,

con un abrazo,

me atrapan tus redes.

 

En el universo,

has dejado impregnada tu huella,

yo disfruto,

encontrarte en cada estrella.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (38 votos, promedio: 4,61 de 5)
Cargando...

20 comentarios en «El caballero andante»

  1. Que bello poema, me encanto la manera de como a través de palabras la poeta, logra transmitir el sentimiento de nuestra alma, cuando uno está enamorado!!♥️

  2. Leer sus poemas es simplemente deleitoso. El primero es muy dulce, «Sin ti». Consideraría que las primeras cinco estrofas expresan con amor y ternura, la esperanza de que aquella persona entienda cuánto uno le quiere y ama. Lo cual ciertamente es muy díficil decirlo con palabras. Sin embargo, los versos suyos lo han conseguido de cierta forma, atinando al lo más cercano a su estilo.

    Ahora bien, encuentro construcciones muy interesantes que aluden a lo previo dicho, por ejemplo: «Conjugando verbos, que solo existen cuando tú los hablas». O también, «Definiéndote con conceptos, que solo existen en mi alma enamorada» (mi línea favorita). Sin duda, trasmiten ese sentimiento de no ser capaz de articular o escribir palabra alguna (suficientemente sentidas para expresarlo adecuadamente) que ponga en manifiesto cuánto se ama con sinceridad y terneza a alguien.

    Siguiendo el recorrido del poema, los dos últimos versos de la quinta estrofa, tornan al poema en una especie de matiz melancólico y triste, diciendo: «como lágrimas guardadas» y luego con «Difusas y lejanas, […] mis palabras no les llegan». Asimismo, los versos, «se van perdiendo como el sol, que se duerme a mis espaldas.
    Es sumamente envolvente, ver estos sentimientos en el escrito, primero expresa cuán difícil es expresar es aprecio/amor/cariño y luego tras intentarlo, aquel o aquella no lo recibe con la misma reciprocidad (como se describe en las estrofas seis y siete). El cambio de un sentimiento a otro es conmovedor, me metí en sus letras, en su sentir por un momento. En fin, es para mí una desilusión saber (interpretar a mi manera) que a quien se dirigió tanto afecto, no se derritió y el invierno ahora lo congela; más aún, que ni siquiera sus palabras le llegan.

    Por otro lado, el poema, «Caballero andante». Me hace pensar en muchas posibilidades de interpretación (por supuesto en mi perspectiva de lector). Empero, diría que las palabras como: eternidad, cósmicamente, divinidad, caballero andante, universo, entre otros y las frase: «todo lo puedo si tu mano me das», me llevan a imaginar la figura de «Dios» (caballero andante). Acertadamente o no, me parece un poema especialmente hermoso y sentido. Por último, coincido con lo que usted expresa en verso: «yo disfruto encontrarte en cada estrella»; en efecto, su esencia sempiterna.

    Finalmente, felicito sus publicaciones y espero con ansia al siguiente. Disfruté al lectura. Gracias por compartirla. ☘️

Déjanos tu comentario