Patricia Oropeza

(Ciudad de México, Méx., 1974). Alma vieja de raíces demasiado comunes, con inquietudes literarias desde la infancia. Dedicada al desarrollo espiritual y a disfrutar la vida a cada instante.

Despertar

Las promesas sin cumplir,
los corazones rotos, Nada queda ya de ti en mi. Solo recuerdos vagos de lo que pudo haber sido…

¡Vive!

Abre los ojos, disfruta el paseo, sin prisa y sin pausa, es tuyo el momento. Inquieta pequeña, no mires al suelo, emprende tu viaje sin seguir consejo.

Remolinos

Todo lo dicho y por decir,
todo lo oculto e inenarrable, va, viene. Nada perdura, un suspiro, un instante, un beso; pero la palabra salida del alma, se queda, se graba.