Saltar al contenido

CARTA DE PIEDRA

Johanna Campos

 

Líneas

Tapadas con hierba y escombros yacen inertes.

Cobrizas sendas que cuentan historias de viajes.

De viajeros y provisiones.

 

Caminos que guardan recuerdos corroídos

de travesías campesinas.

De aventuras rurales.

 

Líneas perdidas en el tiempo,

implorando diariamente a la maleza

que no las desaparezca y

que nos las condene al olvido.

 

Que no las haga invisibles a los ojos de los transeúntes

que desconocen el oro sepultado bajo sus pies.

Líneas que se resisten a morir

en el equívoco intento de modernización.

 

 

A mis hijos

Semillas germinadas.

Pisadas tras la huella,

uno o dos, el resultado igual es.

Consume mi mundo un pequeño beso

y la inocencia de sus ojos es mi perdición.

 

Entiendo… Solo soy un juego, así me ve.

Tierna tortura su compañía y

su ausencia duele aún más.

 

Todo el sufrimiento que por su causa me agobia

es el plato fuerte de mi festín.

Noches enteras aguardando su bien y en mi alma

la agonía de pensar que de todas formas lo perderé.

 

Sin hacer reproche de mi total entrega

solo contemplo el tiempo pasar,

esperando sin ansias que la naturaleza haga su parte

y esas huellas que guiaban sus pasos desaparezcan,

así como el insomnio y la soledad.

 

 

Carta de piedra

En esta amplia llanura,

de soles y neblinas

consumo el día aguardando

que atravieses las colinas.

 

Anhelaba tu regreso

al ocaso de la guerra,

largas noches con sus días.

Se acabó la amarga espera.

 

Nunca llegaste a la choza

que construimos junto a la piedra.

piedra que guarda tu nombre

grabado con tinta roja.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

1 comentario en «Carta de piedra»

  1. No dejo de decir, tus letras retratan un sentir profundo, bello y armónico donde se tejen vivencias que han marcado tu vida, y ahora las nuestras, felicitaciones .

Déjanos tu comentario