Saltar al contenido

¡VIVAN LOS BESOS!

Patricia Oropeza

 

Cuando conmigo estás

Juntos, mientras te abrazo,

me preguntas:

¿como sobrevivo sin ti,

cuando nos apartamos?

 

Te veo en el atardecer,

amada hermosa,

el sol en su ocaso,

me hace estremecer.

 

Te siento en el frío viento,

que roza mi mejilla,

y en el agua del río también.

 

El aroma de las flores,

me recuerda al de tu piel,

y la nieve en la montaña,

me recuerda que debo volver.

 

Miles de luciérnagas,

me guían en la oscuridad,

mientras camino a paso firme,

de vuelta a nuestro hogar.

 

Cada paso más cerca,

el corazón redobla de felicidad,

te beso y abrazo,

cuando conmigo, finalmente, estás.

 

 

¡Vivan los besos!

Tus labios rozan los míos,

una descarga eléctrica,

recorre mi espalda.

 

Violentas oleadas de amor,

suben, bajan,

cada átomo de mi ser estalla.

 

Mi mente está colapsada,

mi corazón, casi desmaya.

 

Has encendido,

una poderosa alarma,

alerta de amor,

que acompaña tu mirada.

 

Te robas mi aliento,

con un sencillo beso,

me sacas del mundo,

y no sé si regreso.

 

¡Viva el amor!

¡Vivan los besos!

que tejen historias,

para contar de viejos.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (35 votos, promedio: 4,54 de 5)
Cargando...

16 comentarios en «¡Vivan los besos!»

  1. ¿Que es el amor? Pregunta insondable que la humanidad se ha estado haciendo desde el principio de los tiempos. Los poetas, con su sensibilidad, han traducido este sentimiento, regalando a los mortales versos conmovedores, sin por ello devolver respuesta. Patricia Oropeza nos transfunde, con estos versos, la esencia misma y la fuerza de un vínculo auténtico y profundo, de una afinidad casi total con la persona amada.

  2. Paty!!! Poemas bellos y llenos de luz!! La candidez de tus versos, el amor puro y profundo que nos haces ver y vivir leyéndote es un regalo. Un amor sin exigencias, sin ataduras más allá de lo que anhela el propio corazón y esta loca electricidad que nos «colapsa» y casi nos «desmaya» (acertadísimos ambos verbos) que vuelve patas arriba todo nuestro mundo porque nos hace «abandonarlo» para «no volver» o a lo mejor que ya por fin coloca como ya debía ser y estar organizado desde un primer momento…
    No pierdas jamás esta luz que ilumina no solo a tu cara y que emana de tus ojos, sino también la luz colada en tus versos que nos llevan a recordar, a soñar, a sonreír y a amar sin miedo.
    ¡¡Me uno a tu tribu!!

    ¡Viva el amor!

    ¡Vivan los besos!

    ¡Viva la luz en la poesía!

Déjanos tu comentario