Saltar al contenido

BAILE ETERNO

Veli Bogoeva

 

Amaina la bella ninfa Clytia su baile de amor en todo girasol

cuando el amante esquivo tiñe de tiempo amarillo los pétalos de su flor.

 

Adagio de un incendio amarillo inaprensible

consume a la ninfa atrapada en la flor del dios sol.

 

Empero la canícula atrayente de la desdichada

embelesa por su calor latente al mensajero entre la vida y la muerte,

eterno guardián del tiempo

encarnado en el diminuto colibrí real.

 

Piedra de jade que cobró vida

para perpetuar el deseo y eterno pensamiento

de la que a él le da alimento y alegría;

vitalidad y energía

con el polen por otro desdeñado

pero ansiado por el valiente guerrero alado.

 

Baila la belleza y la libertad hecha carne

en danza armoniosa llena de coraje

mágica tenacidad suspendida en el aire

alas hechas de pasión inalterable

que no se atreven siquiera a rozar la frágil flor

cuando con su fina aguja

prende, Clytia,  tu fruto para fecundarlo y así eternizarlo

mientras en un incansable aleteo te regala el infinito

delineando en el aire la promesa

de su amor constante y ligero de equipaje.

 

Datos de la imagen:
 
Autor: Enrique Banda Eslava
Título: Colibrí azul
Técnica: Acrílica en manta
Medidas: 60×75
País: México
C.U.C.B.A
 
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

2 comentarios en «Baile eterno»

Déjanos tu comentario