UNGÜENTO

Sandra Iris

 

Negro Arte

El color que revienta bajo mis venas,

se suspende bajo el escándalo humano.

Ya no somos fuerza, remiendo, mano de obra… ¡No!

Ahora somos blasfemia disfrazada de «Arte»

No del acopio de nuestra integridad

Ahora somos trofeos radiantes de una historia hostil,

de una vida de miseria

Y si no tienes caderas pronunciadas

Sonrisa deslumbrante o un cabello encogido

hasta el punto de no deslizar tus dedos en él…

Entonces ya no eres negra

No hemos dejado de vivir en el escándalo.

Mientras unos son modelos en pantallas pálidas

Otros, no salen de la exigüidad del barro oscuro

No plagado de desechos, ¡no!

Es un barro oscuro de las sombras del pasado.

 

 

Ungüento

Las hormonas de tu juego me animan a atarme sin prisa

Las burbujas de mi inocencia buscan acercarse a tu pluma

El recorrido danzante de tu órgano hacia el mío

no entiende de premisa dopada

No entiende de brebajes concebidos en la cama

Las ranuras del ambiente son espacios suficientes

para encontrarnos con o sin afán

Y la felicidad intermitente de la agitación nos atrapa

Nos desgarra hasta convertir mi tierna mirada

en una furia bajo tus sábanas

No queremos parar

No debemos parar

Las manchas bajo mi sed,

exigen del ungüento hecho de tu piel cristalina.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,17 de 5)
Cargando...

5 comentarios en «Ungüento»

  1. No soy gran lector de poesía, la dejé hace mucho. Y sin embargo me hiciste pasar un gran momento con tus poemas. Muchas gracias. Especialmente con esa protesta en Negro Arte. ¡Felicidades!

  2. SANDRA IRIS. Felicitaciones por tu bella y sensual poesía, leerla es un orgasmo a los sentidos. Un fuerte abrazo y que éste año nuevo te traiga muchas bendiciones, publicaciones para que este torrente poético continúe fluyendo a raudales.

  3. La voz de la piel lanzando una crítica a la forma de afrontar la identidad, y esa misma voz canta el erotismo del amor.
    Me gusta ver tus pasos dejando sembrada una huella que aguro será indeleble, Sandrita.

  4. Sandra Iris, tengo que reconocer que ese ungüento que te inventaste es la descripción más parecida a la realidad, Los cordobeses sabemos de ungüentos. Felicitaciones por tu excelente inspiración.

Responder a CHARLY MORELS Cancelar respuesta