HISTORIA DE UNA SEÑORITA WAYUU CON UN LEÓN

Cuento Infantil

Edwin Peralta Martínez

Esta es la historia de una niña a quien su mamá encerró en un cuarto desde los once años, nadie podía verla para que no tuviera mala suerte en su vida.

Cierto día de invierno, cuando ella tenía catorce, pasó un león muy cerca de la habitación donde se encontraba; este percibió un agradable aroma a melón. A medida que se acercaba a la ventana se intensificaba el aroma, por ello, decidió asomarse y vio a una niña jugando con unas muñecas.

Contento con el hallazgo, se dirigió hasta su casa y contó a su esposa lo sucedido; entre los dos comenzaron a planear la manera de raptar a la niña para satisfacer su hambre. Finalmente, se les ocurrió que debía volver al lugar convertido en persona.

Transformado en un atractivo joven llegó hasta aquella casa. Siendo atendido por los papás de la menor.

—Buenas tardes, joven, ¿a qué debemos su visita? —preguntó la señora mientras observaba con grata sorpresa la elegancia del visitante.

—Vengo a pedir la mano de su hija y a cambio les entregaré animales y collares.

Ellos aceptaron, y fueron de inmediato por la muchacha. Al llegar a la sala el león se sorprendió por la belleza de ella con su cabellera larga.

El joven se la llevó a su casa y la hizo mujer. Él quedó profundamente dormido; roncaba horrible, como un león. Ella miraba por los lados, preguntándose: ¿Por qué vivirá en un árbol este hombre tan bonito? Cuando volvió a mirarlo ya él era un león y se asustó bastante, diciéndose: ¡Este no es una persona sino un animal!

Desesperada, no encontraba la forma de cómo salir de aquel lugar. Miró hacia abajo y vio a los familiares del león que iban a comérsela. De un árbol, llamado indio desnudo, salió un insecto para salvarle la vida, diciéndole cómo hacer para evitar ser devorada.

—Debes seguir al pie de la letra mis indicaciones —le advirtió el insecto—, cuando estés descendiendo no mires hacia abajo, de lo contrario te caerás y te perderás por siempre.

Él la llevó a su casa y la entregó a sus padres. Les explicó que la vendieron a un espíritu malo que no era persona.

Los familiares de la muchacha enseguida mandaron a hacer una fiesta por la llegada de su hija, porque regresó viva. Buscaron a una espiritista para que devolviera el alma a la joven y nunca más le volviera a suceder.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,20 de 5)
Cargando...

3 comentarios en «Historia de una señorita Wayuu con un león»

  1. Edwin que buena historia
    DIOS salve a muchas niñas de la etnia wayuu de caer en las garras de feroces leones que devoran qué arrancan de sus entrañas su niñez y devoran sus sueños y esperanzas…

Responder a Yaniris caballero. Cancelar respuesta