Saltar al contenido

- Claudia Piccinno

(Lecce, Italia.1970). Docente y Traductora. Presente en más de cien antologías, también en el extranjero (India, Malasia, Singapur, Turquía, Estados Unidos, Polonia, China), es miembro del jurado en numerosos premios literarios nacionales e internacionales. Es directora del World Festival of Poetry. Ha recibido numerosos premios en importantes concursos de poesía nacionales e internacionales, así como l’Ape d'Argento 2019, una distinción cívica por méritos culturales por parte del municipio de Castel Maggiore (Boloña). En febrero de 2018, le otorgaron el reconocimiento honorífico como miembro de los editores del centro cultural indio Sahitya Anand. En abril 2017 se le otorgó el prestigioso premio “World icon for peace” per Wip en la ciudad de Ondo en Nigeria. Ganó el premio literario Naji Naaman 2018, en el Líbano. Fue miembro del comité asesor del programa de formación de docentes de la Universidad Nacional de Educación de Changua, del 1 de agosto de 2018 al 31 de julio de 2019. Fue invitada especial para Europa en el Festival de la Mujer de Estambul en octubre de 2017. Su poesía “In blu” (En azul) se grabó en una estela de loza colocada en el paseo marítimo de Santa Caterina di Nardo (Lecce). Ha escrito numerosos ensayos críticos o prólogos para libros de otros poetas. Ha traducido gran cantidad de autores del inglés al italiano.

En cada ventana de azul

No escucho tu voz como no la escuché entonces pero respiro este silencio sin límites que día tras día no se atenúa. Amo a las madres, a las viejas de pelo blanco y la mirada perdida en la memoria de sus dieciséis años, quién sabe por qué no te dejaron envejecer…

Agujero de luz en la catedral

Hay gente que te roba el aura para cebarse en un banquete solitario
y entierra huesos, espinas, plumas y escamas, eliminando los restos
para no verse reflejada en la infamia.

Me escondí

Soñé con narices ensangrentadas,
me veía como un trofeo para el más valiente. Pero prevaleció el sentido común… Y cada interludio tiene una vida breve.

El alfabeto que buscaba

Nuestro vuelo no puede obedecer
a una trayectoria en lo inesperado tiene sus coordenadas pero nos dio alas para despegar, aletas para no naufragar, secretos para no architar,
sueños para no morir.

La hipótesis de ti

Queda de aquellos días un vertedero de promesas, una recogida selectiva de palabras, envases desechables devuelto. En fila para la incineradora,
reconozco las iniciales de tu nombre.

Tinta de paz

Manos extendidas de pobres y nómadas arañan la privacidad de los hombres mónadas. Encerrados en las celdas del prejuicio, mueren lentamente como en el hospicio valores grávidos de paz y amor…

El cielo del mañana

Cuentan quiénes han cruzado mis pasos, reflejan los rostros de los que he amado, persiguen las voces en las habitaciones, revelan el interior de los armarios, los guardo, amuletos de un futuro en ciernes fetiches de una alegría embalsamada…

Letras para la vida

En muchas ocasiones las mejores cosas surgen de la forma más inesperada, de una manera sencilla y sin pretensiones. Es así como, en un encuentro poético dedicado a las personas menos favorecidas surgió la idea en la que seis poetas uniendo lazos y puentes entre Italia y España…

Declámame un poema

Declámame un poema desde la última estrella de la derecha. En el cofre del tesoro de los piratas en el país de nunca jamás yace tu corazón de niño, el que es libre de todo beneficio…

Mantos de olvido

Compensar con gestos una atención compartida, llevarte a hacer una explícita solicitud, son mis firmes propósitos. David es tu nombre,
no eres para mí un diagnóstico…