Saltar al contenido

El olvido

Poco después, fijé mi mirada al recinto, hice un barrido de trescientos sesenta grados y noté un altar adornado con velas, un cristo en crucifixión, dos vasos de agua a la mitad y muy pocas flores.

Apareció

Contando en sonidos de flauta estribilla contactos con seres, disturbios, fantasmas. lo oscuro, lo opaco, mi ser derretía a trozos caía y lo nocturno me ataba.

La voz de Romancero Gitano

La esencia de mi alma está focalizada principalmente en la mi raza gitana que adquiere una dimensión mítica, soy gitano represento el instinto de libertad que lucha contra las normas establecidas y el destino, de allí mi apellido.

El lamento de un árbol

Mientras el leñador se alejaba, en su mente rondaba la idea de buscar en el concepto emitido por el sabio cedro. No lo encontró por ningún lado, tal vez por las condiciones del diccionario: vetusto y desojado. Volvió de nuevo donde se ubicaba el cedro con para seguir su labor de corte.

Laceración

No creo en nada y todo es tan real,
después de tanto llanto y desconsuelo descubro que ya todo esto es pasado y que mi cuerpo lacerado tendrá que soportar muchos inviernos.

Amor

la vibración de tu transmisibilidad. La memoria está entretejida con la inspiración infinita de la persona multidimensional que, desobediente por naturaleza, define su trayectoria
sin fin.

Todo en la nada

Sorbo tras sorbo paladeaban mieles de infinito amor, no disminuía el contenido de cada copa a pesar de la avidez con que labios impetuosos en vano trataban de sofocar incandescentes pavesas avivadas con amorosos susurros.